“A Star is Born” es la ópera prima del actor Bradley Cooper, quien se une a las filas de los actores que se animan a dirigir sus propias cintas tales como Paul Dano y Jonah Hill. Cooper realiza así el tercer remake de la cinta homónima estrenada el año 1937, siendo él mismo el protagonista junto con la cantante Lady Gaga. Resulta interesante el proceso de cambio entre cada versión al punto de haber pasado de ser una historia del mundo hollywoodense a un mundo musical. Primando claro está, la historia del hombre experto en la materia que ayuda en el ascenso de una joven con talento.

Resultado de imagen para a star is born 2018 poster

La historia se desarrolla siguiendo la estructura de los 3 actos: presentación, nudo y conclusión. Sin embargo, la conclusión no termina de encajar muy bien con el ritmo y la historia de la cinta. Luego de desarrollar unas destacables primera y segunda parte, la tercera (luego de la escena de los Grammy) no logra engranarse completamente con la narración hecha. A pesar de eso, el film se ve reforzado por el uso de la música y una historia sobre el ascenso a la fama musical con los problemas que esta conlleva: pérdida de autenticidad, consumo excesivo de alcohol y drogas, etc. Debido a un abrupto final, la tesis de la cinta termina siendo confusa, aunque se logra distinguir cual es el mensaje que se intentó dar. La cinta termina siendo una tragedia romántica en menos de 30 minutos.

 

En el campo de las actuaciones destaca una Lady Gaga en desarrollo actoral, a la cual el papel la cae como anillo al dedo debido al parecido entre la personalidad de la cantante y el personaje ficticio de la cinta. Sin lugar a dudas, las escenas de canto de Gaga son muy destacables, escenas que posiblemente le den la nominación a mejor actriz a la cantante. El otro actor a destacar es Sam Elliott, quien hace del hermano mayor y figura paterna del personaje de Cooper. Este personaje pasa por varias etapas mostrando facetas que no son propias del actor. En el caso de Bradley Cooper, no termina de convencer, si bien es cierto su actuación es buena, no termina de destacar entre las dos antes mencionadas.

Resultado de imagen para a star is born 2018 posterLas canciones refuerzan escenas dirigidas de forma correcta, entre las destacadas están: “Shallow”, “Maybe It’s Time” y “I’ll Never Love Again”, esta última siendo parte de la escena más potente de la cinta y de la actuación de Gaga. Como mencioné, la dirección es bastante decente para ser la primera película de Cooper como director. Cooper propone interesantes tomas que van desde planos secuencias, planos holandeses (inclinados) y el uso de cámara en mano. Otro aspecto técnico a destacar es el uso de colores en la fotografía, los cuales adornan la cinta maravillosamente y en conjunto con la música hacen que la experiencia cinematográfica sea muy disfrutable sobre todo en las escenas sobre el escenario.

En conclusión, tenemos una película destacable entre los estrenos del año 2018 que probablemente consiga importantes nominaciones en la temporada de premios en los rubros de actuaciones, música y técnica. La cinta funciona como una experiencia audiovisual de ensayo-error para Cooper, que puliendo la habilidad  mostrada en la cinta, podría entregar interesantes cintas. Muy recomendable por la experiencia audiovisual, entrega una historia romántica con actuaciones destacables que propone pero pierde fuerza con un final que pudo ser llevado de una mejor manera.