Después de haberse presentado durante una corta temporada en el año 2016 en el Teatro Ricardo Blume en Jesús María, vuelve a estrenarse en el Centro Cultural Ricardo Palma en Miraflores la obra “La muchacha de los libros usados”. Esta no es una obra cualquiera ya que, a través de canciones, poesía, simbolismos, entre otros, logra transmitir y personificar lo que es la opresión y violencia hacia la mujer.

El autor, Arístides Vargas, es un dramaturgo argentino-ecuatoriano y sus obras tienen como temática principal la memoria, el desarraigo, la marginalidad, entre otros. Respecto a “La muchacha de los libros usados”, nos relata la historia de una niña que es vendida por su padre a un coronel del ejército para contraer matrimonio. De esta manera, el desenlace muestra la vida de la niña dentro de una atmósfera de mucha rigidez, en un contexto limitante y simétrico militar, donde es tratada como un objeto de valor. En este sentido, durante la obra se hace palpable un abanico de sentimientos y contradicciones sobre represión, violencia, y de la existencia.

Cabe resaltar que, el mismo autor confesó que este era una obra testimonial en relación a una experiencia personal. A finales de la década del setenta, en Quito, Vargas conoció a una vendedora de libros usados en la calle. Después de esto, empezó a enterarse de aspectos de su vida por relatos de personas y amigos que la conocían y sabían de ella. Así, 20 años después, la escribió y la convirtió en obra fenomenal.

Algo que me sorprendió de esta puesta en escena es que es un claro retrato de las vivencias de muchas mujeres en la actualidad. De hecho, al verla podrías pensar que la obra retrata una situación antigua y lejana de nuestra realidad; sin embargo, a pesar del avance mundial respecto a la igualdad de género, aun existen culturas en países como Arabia Saudita, Egipto, India y más, donde ser vendidas, compradas o intercambiadas es una posibilidad tangible.

Me hace recordar, además, la situación urgente de trata de personas que sufren niñas y mujeres en Lima, Piura, Cusco, Puno, Arequipa y ciudades de la selva como Madre de Dios . Ver esta obra realmente hace que salgas de tu contexto y realidad, para experimentar y sentir ese contexto represivo y triste que aun existe.

Un aspecto resaltante de “La muchacha de los libros usados” es que es completamente circular, es decir, cinco actores y dos cantantes interpretan a 13 personajes sin salir del escenario en ningún momento.  El trabajo detrás de la construcción de las escenas y la historia es realmente admirable.

Si te gustan las historias conmovedoras, de drama, de experiencias reales y que te sumerjan en realidades distintas, no puedes dejar de ver esta obra magnífica este mes.

Sobre la obra:

Centro Cultural Ricardo Palma – Larco 770

Del 6 de Noviembre al 5 de Diciembre – Los martes y miércoles a las 8 pm

Entrada General – 25 soles

*Para mayores de 16

*Adaptado para discapacitados