Un hombre se enamora de una mujer y causa una desgracia, esta desata otras… Así inicio todo.

He perdido a mis hijos, esos que llevé en el vientre y amamanté con mi naturaleza de madre.  He visto a todos morir,  a cada troyano valeroso defendiendo la tierra donde nació. Las espadas griegas nos han bañado de sangre y espanto. Troya arde, las mujeres gritan desesperadas. En sus rostros veo sufrimiento  y locura. Los pequeños lanzan llantos, que desgarran el alma, entre los cadáveres y  el fuego que devoran sus delgadas pieles, pagando las consecuencias de nuestros actos.

Tenía sirvientes, palacio, trono, orgullo; el orgullo de llevar la corona de mi reino. Pero los Dioses le han dado la espalda a Troya. Ahora, soy una esclava que ve las cenizas de su antiguo reino asolado por las fauces de la muerte y, peor aún, del olvido. Maldigo por siempre a los causantes de la desgracia de mi pueblo, de la sangre derramada por héroes que yacen en el campo, muertos con sus armaduras rotas, próximos a ser víctimas de  la insaciable voracidad de los buitres. Maldigo a los amantes que han traído la desgracia a mi reino, a mi antiguo reino.

Las alas de la oscuridad se han extendido en Troya, de ella solo quedan los ecos de una estirpe que fue gloriosa en un tiempo. Pronto nos llevarán como animales fuera de nuestra tierra y nunca más la veremos. Mi cuerpo pertenece a los griegos como trofeo de sus fechorías, pero mi alma les guarda odio para que me recuerden. Yo soy Hécuba, antigua reina de Troya. Mis lamentos y desgracias, alimentadas por las injurias y espadas griegas, desataron un arma tan mortal para cualquier hombre o Dios: mi venganza.

 3

Edgar Guillén, actor que hace 30 años causó gran revuelo en la sociedad limeña al tratar la temática homosexual en una obra, regresa, junto al excelente actor Clever Serrano, a las salas de teatro para encarnar a la reina de Troya en La misa de Hécuba (versión libre de Hécuba -una de las tragedias más importantes de Eurípides que aún se abordan en los escenarios actuales-) .

Adaptada y dirigida por Edgar Guillén, La misa de Hécuba se presentará en la Asociación de Artistas Aficionados (AAA), ubicada en el jirón Ica 323 – Centro Histórico de Lima, el día Viernes 13 de junio a las 8:00 pm en el marco de la semana del 76 aniversario de este emblemático teatro. La entrada es libre.