Revisando los resultados de las pruebas tomadas a los estudiantes de segundo grado de primaria en el año que pasó, me sorprendí con los resultados. En primer lugar, y como preámbulo, la prueba consiste en evaluar 2 materias, básicas para el desarrollo académico de un individuo: comprensión lectora y lógica matemática. La prueba es tomada a estudiantes de segundo año de primaria a mediados de noviembre, es  por ello que los datos más actuales son los del 2012.

En los resultados me es grato apreciar que Lima no es la mejor posicionada en comprensión de lectura, me sorprende y me agradan a la vez las mejoras que hay en la educación de provincia. El departamento con más nivel es Moquegua, aproximadamente el  59.4% de las personas tomadas poseen niveles óptimos de comprensión; es decir, alcanzaron el nivel 2. El nivel 2 se refiere al desarrollo óptimo, el 1 se refiere a que le faltan cosas para la adquisición de conocimientos y el nivel menor a 1 es aquellos que no pueden responder ni las preguntas más fáciles. En segundo lugar tampoco se encuentra Lima, si no los departamentos de Tacna y Arequipa. Al referirme a Llima quiero hacer una aclaración: me estoy refiriendo a Lima provincia. La otra cara de la moneda son (y no me sorprende que lo sean) los departamentos con menos presencia del Estado: Ayacucho, Huancavelica, Huánuco y Loreto. Estos departamentos (salvo los dos últimos) poseen en nivel 1 a más del 50% y los 2 últimos poseen a más del 50% PERO EN NIVEL MENOS 1.

Basándome en estos datos, me pongo a plantear una interrogante. ¿La “Inclusión Social” no es mejora de estos indicadores? O ¿simplemente el gobierno cae en políticas asistencialistas, como ya se ha venido mostrando, con el fin de almacenar un “colchón” electoral, tal y como lo hizo Fujimori en la década de los 90s? Quiero pensar otra cosa, quiero creer que la plata que bien podría ser gastada en mejora de estos 4 últimos departamentos no es gastada en ayudas con dádivas a las personas usando la fachada de la primera dama como emblema político. Que en vez de gastar acá donde está el futuro del país, no se mueve el dinero para seguir a los líderes políticos tal y como se hizo en el corrupto gobierno Chavista.

Sé, como estudiante de Economía, que el primer principio de todo es que toda persona posee disyuntivas, y que esto conlleva a un Costo de Oportunidad;  sin embargo, ¿se mide de verdad tal costo? ¿Es mejor gastar el dinero para la estabilidad política que para un proyecto a largo plazo sostenible?

El Estado debe ser un Estado policía, dar servicios de mejoras de la calidad de vida y punto.  Un Estado Político ya lo tuvimos desde el militarismo, y ya ven como estamos… luego de 30 años nuestro PBI recién vuelve a ser como el del 75.