Siendo una amante de la música, cuando se me avisó que había un jueves cultural especial de puro rock antes de parciales, no pude más que estar encantada. ¿Cuál fue la principal razón de mi reacción? Por supuesto, porque soy rockera de corazón; por eso, a pesar de que no conocía a ninguna de las bandas que se presentarían, me dije que valía la pena ir, escuchar y ver qué tantos rockeros descubría en Letras. Además, siempre podía estar la opción de escuchar alguna cosa que desconociera.

El evento comenzó bien, The amixers estaban a punto de presentarse y la rotonda tenía un buen número ya de personas listas para el espectáculo. El sonido de la banda, aunque nunca los había escuchado, me resultó familiar dentro de lo que cabía por el género y me permití disfrutarlo. No parecía ser yo la única que pensara así. Fueron aplaudidos al terminar cada canción que tocaron y divirtieron a todos con sus pegajosas letras, entendí completamente por qué tanta gente se congregó a escucharlos.

Cuando anunciaron a la siguiente banda y los vi subir para prepararse, me dije internamente que se veían prometedores y sobre todo por su nombre: Palomas Guturales. Por supuesto, yo no tenía el conocimiento de que el gutural era un género para ese entonces y me resultaba una cosa curiosa. La sorpresa me la llevé cuando vi a los adorables vocalistas convertirse para interpretar sus canciones. Una gran sorpresa. No mucha gente se quedó a verlos, los veía irse de a poco, aunque aún quedaban algunos fieles, pero a mí me resultó muy entretenida su presentación  y más de alguna frase de sus canciones se me quedó grabada.

La siguiente banda demoró en presentarse, por lo cual me resultó muy lógico que se quedara medio vacía la rotonda. Lo tomé como un intermedio, a pesar de que estuve a punto de rendirme e irme, pero, y esto no es mentira, justo cuando me iba los vi agarrar las guitarras. Antaxia tenía varios fanáticos emocionados cerca y creo que logró cautivar algunos  más cuando comenzó a tocar. Los escuché suaves, con un sonido atrayente y una voz envolvente y, quizá sesgada por mis preferencias, terminé diciéndome que eran mis favoritos por el momento, aunque no lograron convocar mucha más gente de la que ya había.

Aun cuando las bandas me parecieron buenas, todos parecían estar ocupados con otras cosas ya que las canciones no lograban atraer más personas a Letras. Otra banda fue anunciada y The Witchery tomó el escenario mientras yo pensaba que, ya que la rotonda parecía tan poco animada, no había nada que lograra llenar Letras. Me equivoqué. Comenzaron fuertes, seguros y con tanta energía que no me extrañó comenzar a sentir que me emocionaba a pesar que el trash metal no es uno de mis géneros favoritos. Y me emocionaría aún más cuando vi que la gente comenzaba a llegar por montones: para la segunda canción Letras había vuelto a cobrar vida y yo apuntaba en mi libreta que solo hacía falta un poco de ganas para despertar a los rockeros de la PUCP.

El tiempo se me acababa y, con la última canción de The Witchery, salí corriendo de la facultad no sin antes aplaudirlos con la fuerza con la que se lo merecían. No llegué a ver el final del evento y la última banda que se presentó (The Festivals), pero me quedé con una buena impresión. Quizá costó despertar y llenar la facultad, demostrar que habían más fanáticos dispuestos a dejarse llevar por la buena música de los que uno podría pensar; a pesar de todo, puedo decir con seguridad algo: el rock vive en Letras.

  • ¿The Amixers? ¿Qué clase de banda de Rock se pondría ese nombre? Por dios, espero que sea una banda irónica, jodida o de humor negro, si es así lo merecerían y normal, sino sería muy ridículo.

  • 3hunna

    ^ no lo era, era en serio ;_;