Los seres humanos somos visuales. La imagen es importante, fundamental. Los colores, las formas y la disposición muchas veces llevan ideas que se han construido culturalmente a su alrededor y que se nos pueden pasar desapercibidas, pero que se anidan en el inconsciente e influencian nuestra percepción del mundo. Con esto en mente, propongo una pregunta: ¿qué tan relevante fue el uniforme de los soldados alemanes durante la guerra? No me estoy refiriendo al traje que usaban en el campo de batalla específicamente, sino al que usaron para desfilar en las calles, para aparecer en actos más ceremoniales. Tomaré el caso de Hugo Boss y los uniformes del ejército nazi para respondernos esta pregunta. 

Fuente: Publimetro Perú ( https://bit.ly/2J7uQE9)

Hugo Boss es una casa de moda masculina alemana con mucha trayectoria, que recibe el nombre del diseñador que la fundó. Un capítulo oscuro de su historia, por el cual se disculparon muchos años después, sucedió en la Segunda Guerra Mundial. El diseñador se hizo miembro del Partido Nazi y la marca estuvo a cargo de producir el uniforme nazi, tarea para la cual usaron a esclavos judíos. 

Hugo Boss le dio una imagen al partido. Con trajes entallados acompañados de hombreras, de líneas duras y limpias, simetría, colores serios, los nazis montaban un show en el cual mostrarse, producirse. Esta imagen reflejó masculinidad, fuerza, elegancia, orden, disciplina, poder, seriedad… Y todas las ideas que se relacionan a estas de manera más indirecta, como inteligencia o superioridad. El pueblo vio los desfiles y fotos; y, hayan simpatizado o no con las ideas que proclamaron, se quedaron con la imagen de un ejército fuerte y capaz, invencible e invulnerable. Esto dio esperanza y plena confianza a quienes estuvieron de su lado, y angustia y temor a quienes estuvieron en contra. Todo fue parte de un adoctrinamiento mental del pueblo, de los enemigos y de los mismos soldados. Con Hugo Boss, el ejército alemán alcanzó a proyectar la imagen idealizada de Hitler.

Fuente: Style Atlas ( http://style-atlas.net/nazi-uniforms-by-hugo-boss )

El líder del Tercer Reich construyó un ideal físico deseado para sus soldados, el cual representó también su ideal de belleza, y fue personificado a través de la elegancia de los trajes y el porte adquirido por el entrenamiento. Sumado a esto, los militares alemanes fueron como modelos para la sociedad, no sólo en lo estético, sino en lo físico, lo moral y lo social. Esta concepción se dio debido a la propaganda que hacía el Estado sobre los soldados y el nazismo en general, justificando sus acciones, legitimando su ideología y perfilando a los soldados como héroes nacionales. El impacto en los jóvenes fue tremendo. ¿Cómo no iban a aspirar a ser así de admirados, increíbles? Así, esta imagen producida se convirtió a su vez en productora.

Fuente: Cologne Boutique (https://bit.ly/2qxDZ2J)

Entonces, ¿qué tan relevante fue la moda nazi y la imagen que esta creó del partido? Fue indispensable. Los nazis no sólo buscaron ganar en las batallas, necesitaban que el pueblo tuviera confianza de que iban a ganar, que los apoyara, que los alentara, que ensalzara y admirara a los soldados, y que los soldados creyesen que eran invencibles. Necesitaban conquistar en el campo de batalla y en todas las mentes que alcanzaran. La moda, Hugo Boss, los ayudó a lograr su objetivo.