Bienvenidos a la segunda parte de la sección “Cómo hacer tus días mucho más productivos/felices.”

Esta sección express abarca consejos variados que se acomodan a cada tipo de persona y sobre todo, de personalidades.

Si aún no has leído la primera parte te dejo el link directo aquí debajo para que no te la pierdas.

http://www.letrasalmango.com/haz-de-tus-dias-los-mejores/

Entonces, continuemos.

6) Tu mente en constante movimiento.

Así como es importante repasar lo aprendido para que nuestro cerebro no lo olvide, de la misma manera es vital aportarle nuevos conocimientos. Estos no necesariamente deben ser académicos. Es importante darnos tiempo de leer el periódico, un libro, estudiar o hasta sólo para pensar. De esta forma haremos trabajar a nuestro cerebro el cual se verá beneficiado en temas de memoria, dolor de cabeza, fatiga, etc.

Recuerda que nuestra mente es el tesoro que poseemos cada uno, así que en lo posible aliméntalo con toda la sabiduría que puedas.

Por ejemplo, toma unos minutos de tu día o semana. Siéntate en un lugar cómodo, ten una bebida o snack al lado y comienza a pensar. Piensa en cómo crees que te está yendo, aquel chico que te gusta, en el problema que no pudiste solucionar, en lo que te hizo feliz o lo que no dejó que avanzaras.

Despéjate y da lugar a nuevas experiencias.

7) Limpia e hidrata tu piel.

Nuestro rostro es la primera impresión que las personas tienen de nosotros. Por ello, es importante que de vez en cuando nos demos tiempo de consentirlo y tratarlo como se lo merece.

De manera natural, la piel de nuestro rostro es una de las más delicadas por lo que suele acumular grasa, residuos del exterior, etc. Así que es necesario, antes de irnos a descansar, limpiar aquello que queda del día con abundante agua y jabón.

No te preocupes si no tienes todos aquellos productos que venden en los supermercados. Asegúrate simplemente de lavar muy bien tu cara y secarla a toques antes de ir a dormir. De la misma forma en la mañana. Verás que te sentirás mucho mejor.

En lo posible, evita maquillarte todos los días, recuerda que nuestra piel tiene poros que necesitan respirar de vez en cuando y el excesivo uso de maquillaje solo producirá que la grasa se acumule y surjan arrugas o manchas.

8) Rétate a ti mismo.

Muchas veces queremos superar a los demás y nos olvidamos de que a quien debemos ganarle es a nosotros mismos.

Un día trázate una meta que ni tú mismo te la puedas creer. Rétate a lograr algo que jamás imaginaste. Termina ese libro o dibujo que dejaste hace meses, dile a esa persona que la quieres o junta dinero para aquel reloj que te gustó tanto.

Mil ejemplos que podría decir, pero solo tú eliges.

¡Anímate! No hay nada mejor que ser mejor que tú.

9) Captura tus buenos momentos.

La fotografía no es cosa solo profesional. Acostúmbrate a capturar los momentos en los que te sientas pleno.
Esto lo he estado poniendo en practica este año y vaya que me funciona de maravilla. Grabo y fotografío todo aquello que me parece gracioso, lindo, impactante, etc. No desaprovecho las oportunidades.

Esta decisión nació debido a que me di cuenta de que en nuestra vida, para ser más específica, en nuestro día a día, nos ocurren una infinidad de aventuras que dejamos pasar y que, con el tiempo, quedan en el olvido.

Recolecta fotos o videos de las salidas que hagas, de tus momentos de estrés, de risa, de cólera.

Pienso en algún momento compartir en YouTube momentos que me marcaron, aventuras, consejos.
¿Qué dicen? ¿Ustedes también se animan?

No tengas miedo de darte a conocer o de conocer tus ideas. Lo bonito de la vida es que a cada quien le toca un significado de belleza distinto. Mientras que para ti el negro es tan sólo un color, para otro puede ser un símbolo de coraje o rebeldía.

Ya lo sabes, recolecta tus buenos momentos.