Luego de una dura semana de parciales para muchos, espero que la mayoría haya analizado los errores que pudieron haber cometido.

Muchos de ellos son creados por malos hábitos. Sí, hemos oído siempre de ellos pero lo más probable es que jamás los pongamos en práctica.

En el artículo de hoy enumeraré hábitos que cualquiera puede aplicar para mantener un equilibrio tanto físico como mental y no desanimarse en esta segunda mitad del ciclo.

1) Una fruta al día.

No es broma. Nuestro cuerpo debería estar acostumbrado a comer frutas de manera constante; sin embargo, si eres de los que suele aplicarlo una vez al mes, este momento es genial para que comiences un nuevo hábito alimenticio.

Es normal que al mediodía sintamos la sensación de tener hambre.
¿Qué hacemos? Una fruta es la mejor opción.
De la misma manera en la media tarde.

Evita llenarte con galletas, refrescos altos en azúcar, etc. Verás que incluir frutas en tu día te hará sentir mejor.

 

2) Meditar.

Agregar a nuestra vida la meditación nos traerá muchos beneficios. No. No confundirlo con el yoga. La meditación es un proceso en el cual elegimos una ubicación fija y la duración depende de cada uno. Puede ir desde cinco hasta quince minutos.

¿En qué consiste?
Toma asiento, cierra los ojos, si gustas pon una melodía de fondo (solo melodía, sin letra) y comienza a reflexionar en tu mes, tu día, tú eliges.
Agradece lo que has podido lograr, piensa en los errores que cometiste e idealiza en cómo puedes ser mejor cada día.

No es algo que te quite tiempo y mucho menos no puedas hacer. Lo recomendable es hacerlo cuando despertamos.

¡Anímate! Verás lo nuevo que te sentirás cada vez que termines.

3) Leer.

Tranquilos. No es tan malo como parece. Leer puede abrirnos universos que jamás antes habíamos visitado.
No necesitas leer una lectura pesada. Para empezar, y si es una de tus primeras veces, tú decides.

Puedes dejarte llevar por el título, la portada o la sinopsis. Lo importante es que tú te sientas cómodo con el libro que tienes en tus manos.

Verás que leer de a pocos creará en ti un hábito que jamás imaginaste. Es importante despejar tu mente de vez en cuando, y no hay mejor viaje que el que nos ofrece un buen libro.

Entonces. ¿Te animas?

 

4) Método de estudio.

Este hábito va para todos aquellos que sufren de falta de concentración. Me uno a ustedes.

¿Alguna vez les ha pasado esto?

Llegan a su casa con la idea en la cabeza de estudiar toda la tarde. Se sientan en su escritorio, leen dos minutos y cualquier cosa los distrae: un mensaje, la ropa desordenada. ¡TODO!
En aquellos momentos todo lo que veamos será sinónimo de distracción.

Para evitar esas situaciones decidí crear mi propio método. Le puse de nombre 50/video.

Consiste en estudiar o leer 50 minutos sin parar. Nada puede distraerme en todo ese tiempo. Una vez finalizado el tiempo, miro un video de YouTube, claro que puedes cambiar esa última parte con la actividad que prefieras como ir a comer, mirar televisión, pintar, etc.

Este método hace que no me sienta presionada y que no puedo hacer algo que me gusta. Elegí videos porque es lo que siempre me está distrayendo y tentando, por ello, le hago saber a mi ser interior que no se preocupe porque si hago todo lo que pueda en el tiempo que me establezco, tendré mi recompensa favorita.

 

Espero que puedan poner en práctica algunos consejos y que les vaya genial esta semana y todo lo que resta del ciclo.

 

Danuska V.