[Puedes leer la primera parte en el siguiente enlace: http://www.letrasalmango.com/guia-practica-para-entender-el-cine-de-terror-parte-1/ ]

El terror se cuece a fuego lento

Todo tiene un proceso y un orden. Existen dos maneras de impactar en el espectador: la primera es el sometimiento a continuos sustos que se van acumulando a medida que la película avanza, y la segunda es la producción de un ambiente en específico para el clímax terrorífico final. Si bien es cierto, nos hemos acostumbrado a que las películas nos den sobresaltos durante su desarrollo, la historia del cine nos ha demostrado que muchas veces es mejor esperar al impactante final fruto del ambiente terrorífico que el filme ha preparado.

Empecemos por “Rosemary’s Baby”. La cinta sigue un proceso en donde todo se va poniendo cada vez más Imagen relacionadaturbio. El entorno de Rosemary se va poniendo cada vez más inquietante hasta llegar a una hostilidad notable la cual logra generar una gran incomodidad por la historia narrada. Mientras Rosemary está embarazada empieza a experimentar un extraño comportamiento por parte de sus vecinos y de su esposo. Los personajes que rodean a la protagonista inquietan a un público que no puede evitar sentirse nervioso por el acoso del que Rosemary es víctima. El gran clímax final le da sentido al comportamiento de estos personajes. El ambiente de la cinta ha sido manejado para que el espectador entienda la carga maligna de la situación en la que la víctima inocente se ha visto envuelta.

Resultado de imagen para hereditary GIFEste año tuvimos una cinta que maneja códigos similares: “Hereditary”. En este caso, una familia se ve perseguida por una fuerza maligna imparable. Los sucesos sobrenaturales que deben vivir los protagonistas se van sumando para que en el tramo final todo sea entendido de una manera terrorífica. La cinta maneja códigos que exigen la paciencia del espectador,si es que desea entender la cinta. El ambiente es el factor que va dando cuenta del deterioro de la tranquilidad familiar, el cual se pone cada vez más turbio y pesado. En este sentido, la cinta también usa su ritmo para desestabilizar la quietud del público. El clímax final detona ante la mirada atónita del espectador; este ve como cada punto presentado se une para formar una explosión terrorífica que tuvo origen desde el primer minuto de la película.

El ser humano es tan malo como el diablo

El gran canal de la maldad se encuentra en el ser humano. Reza el famoso dicho: “más le temo a los vivos que a los muertos”. Y es que, para conseguir el impacto terrorífico buscado, se debe manejar muy bien la psicología humana. Se deben entender las actitudes del personaje en un momento de histeria o un estado de shock desde una visión realista, ello se convierte en un recurso que permite que el expectador empatice con el protagonista. Claro, el cine de terror con el tiempo ha buscado dramatizar las acciones de los personajes a tal punto que ya son conocidos los arquetipos recurrentes en el género. Asimismo, es el ser humano el que tiene el poder de generar tanto o más inquietud que un espectro.

No es necesaria la intervención de un ente demoníaco para conseguir el susto. El ser humano llega a ser el ente que crea maldad, siendo el antagonista de las victima inocentes. De hecho, el ser humano en sí siente un temor inherente hacia las personas con un comportamiento que rompe las reglas de lo convencional. Las actitudes de un personaje como pueden ser hablar con el aire o mantener expresiones inquietantes, sacan de su lugar a las personas. En el fondo, todos sabemos lo que una persona puede llegar a hacer y tratamos de negarlo hasta ver que comete un acto aterrador, esto impacta de sobre manera, sobre todo cuando luce inofensivo.

Imagen relacionadaPara explicar lo planteado analizaremos primero a “Psycho” de Alfred Hitchcock. En esta cinta no se presenta alguna presencia sobrenatural ya que la película es parte del género de asesinos seriales. Como protagonista tenemos a Norman Bates, un joven que aparentemente no mataría ni a una mosca. En el proceso de la cinta, se nos hace creer que la madre del muchacho es la causante de los asesinatos cometidos hasta el plot twist (giro inesperado) del final. El saber que es una persona la que maquina los actos, nos genera ansiedad ya que nos vemos reflejados en estas situaciones de la vida cotidiana. Seamos escépticos de lo sobrenatural o no, sabemos que hay mayor probabilidad de cruzarnos con un psicópata que con fantasma. La sola presencia de la figura de la madre de Norman le hace al espectador sentir una paranoia hacia las personas desconocidas e incluso a los más cercanos.

En el siguiente ejemplo, usaremos “The Babadook”. En el film se toca el tema de la locura de manera que se mezcla Resultado de imagen para the babadook GIFcon la posesión demoníaca. La madre al inicio es presentada bajo el arquetipo de la madre protectora, sin embargo, en el proceso de la cinta vemos aflorar los verdaderos sentimientos de la mujer. Es un proceso que toma su tiempo, sumada a la influencia del ente maligno que ha llegado a su hogar. Al final tenemos a la madre como el ente maligno que lleva al quiebre de la asociación tradicional mujer-maternal al momento en que la mujer es dominada por el Babadook y persigue a su hijo con oscuras intenciones. Es la misma idea del espectador sobre el estereotipo de madre la que juega a favor del terror, debido a que esta, al ser el individuo agresor, termina por generar el terror y la ansiedad del espectador que desconcertado ve la figura materna romperse ante sus ojos.