Esta temporada es para la entrega de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas estadounidense, mejor conocidos como los premios Óscar. Considerada la premiación más longeva del mundo cinematográfico, se ha ganado este apelativo gracias a los más de noventa años casi ininterrumpidos en los que ha premiado las películas más destacadas de cada año. Sin embargo, a través del tiempo las películas ganadoras y el modo en que logran posicionarse como tales ha variado. En el palmarés de los Óscar tenemos cintas que van desde el corte épico, romántico e incluso terrorífico. Pero ¿cómo se hace exactamente para ganar hoy en día un premio Óscar?

En la primera parte de este artículo, repasamos algunos de los premios importantes que sirven como preámbulo del Óscar. Sin embargo, estos sólo son una guía al momento de ver cómo va la contienda. Por ende, haber ganado distintos premios como los mencionados en la parte 1, no implica que se vaya a obtener el galardón dorado.

Requisitos

Dentro de las reglas de este premio, se establece que la cinta aspirante a competir en alguna categoría (excepto Mejor película en lengua extranjera) debe haber tenido un estreno en Los Ángeles y permanecido un tiempo mínimo en cartelera (se excluyen funciones especiales o proyecciones únicas). A partir de esta idea los estudios cinematográficos se encargan de hacer sus listas con sus posibles nominaciones. Una vez armadas lanzan fuertes campañas publicitarias en Los Ángeles denominadas “For Your Consideration”.

Un ejemplo

Usemos el caso de la campaña realizada para conseguir que “Black Panther” quede entre las 8 nominadas a la categoría de Mejor Película de este año. Desde inicios del año 2018, la principal idea de marketing fue resaltar que se trataba de una cinta con un superhéroe afroamericano (lo cual en sí no es cierto) lo que para el movimiento comercial de las cintas basadas en cómics de MARVEL significó un gran estreno. Al cumplirse el año pasado los 90 años de los Óscar , dentro del montaje salía la cinta recién estrenada Black Panther, además, en el libro “1001 movies you must see before die” se incluía por primera vez una cinta estrenada el año donde se lanzaba la edición anual ( que suele ser por Setiembre). Además tengamos en cuenta su gran acogida a nivel comercial al convertirse en una de las cintas con mayor recaudación en el año sobre todo en Estados Unidos. Disney y Marvel habían conseguido su propósito pues la cinta fue un éxito comercial: estaba dentro de la cultura popular, especialmente en la población afroamericana. Disney empezó a propulsar esta campaña de marketing auspiciando notas periodísticas, creando eventos y ediciones especiales, etc. con el fin de que la cinta obtenga nominaciones en los premios de la Academia, sobre todo a mejor película.

El mismo sistema que utilizó Disney fue usado para promocionar las cintas “Bohemian Rhapsody” y “A Star is Born” las cuales al igual que “Black Panther” gozaron de gran acogida por parte del público y la crítica.

Más adelante llegarían las cintas “Blackkklansman”, “The Favourite”, “Roma” y “Green Book” las cuales se impulsaron en base de festivales de cine. Caso contrario a “Vice” que podríamos considerar una película que se valió solo de su campaña “For Your Consideration”, el respaldo de un reconocido elenco y gran apoyo de los críticos para estar dentro de los principales premios de la temporada.

Resultado de imagen para for your consideration vice

Publicidad

Ahora, ¿para qué sirven toda estas campañas? la respuesta en sí es muy curiosa. Sucede que la mayoría de votantes (miembros de la Academia) están en constante trabajo en sus propias cintas por lo que la mayoría no suele ver una buena cantidad de cintas durante el año. Ello provoca que el estreno de las películas con chances de ganar tiendan a ser programadas por sus productoras para los últimos días del año. De esta manera, al momento de realizar las votaciones para armar la lista de nominados los votantes tienen toda la publicidad a flote, críticas recientes ayuda-memoria de los grandes estrenos comerciales del año y ganadores de festivales. Todo esto se reduce a comentarios como por ejemplo: “oye leí que tal película no tuvo buena crítica mejor no voto por ella”, “me comentaron que tal actor tiene una muy buena performance”, “sólo vi las cintas animadas de Disney durante el año”, “oye está cinta tiene un contenido muy actual, debería ser escogida” y así consigue la ansiada nominación a la mejor película.

Sistema de votación de la academia

Cabe resaltar que la Academia se divide por subdivisiones llamadas gobiernos encargadas de cada especialidad dentro del cine: directores, actores, animadores, sonidistas, fotógrafos, productores, escritores, etc. Cada gobernación se encarga de elegir a los nominados de su especialidad (excepto en película de lengua extrajera que es elegida por un comité especial). Una vez nominados, los miembros tienen un tiempo para realizar sus votos en todas las categorías. Sin embargo, los votos para designar a la mejor película se diferencian del resto al ser de una complejidad peculiar que intentaré explicar.

La Academia permite desde 5 hasta 10 nominados por año (este año fueron elegidas 8 películas). Las votaciones se realizan en cartillas que cuentan los nominados por lo que se tiene que poner en orden en las preferencias de los votantes. En el caso de las otras categorías se vota solo por una de las nominadas y la que más votos obtenga es la ganadora. Sin embargo, en la categoría de mejor película se hace un sistema de eliminación en donde la película que logre pasar el 50% de votos como primer puesto gana, de no ser así la cinta más octavos puestos eliminando dejan 7 películas (con las mismas cartillas se sigue contando). En la siguiente eliminación los votos de la octava pasan a sumar al segundo puesto de cada cartilla y la operación se repite hasta que una cinta logre el 50% y así se tenga un ganador.

El último tramo

Una vez elegidos los nominados, la campaña se intensifica en creces, generando otra campaña publicitaria, esta vez más agresiva. A finales de los 90 llegarían los (ahora vetados por los abusos sexuales de Harvey) hermanos Weinstein quienes implementarían un sistema de promoción que hasta ahora se maneja que incluye: eventos especiales, proyecciones especiales, publicidad en calles, revistas y diarios, envió de screeners (dvd o blu ray con la película) al lugar donde el miembro de la Academia este en ese momento, esparcimiento de rumores y en algunos casos compra de votos por favores o intercambio de productos.

Y es así como una película llega a obtener nominaciones sin ser la mejor o consigue ganar sorpresivamente alterando las tendencias en solo un par de semanas.