Sabía que en algún momento escribiría sobre el maestro Cerati, pero no tenía que ser en estas circunstancias. Prefiero pensar que en realidad, la muerte es una especie de despertar, y que Cerati ha despertado. La unica forma de vivir para siempre es hacer algo tan increible que todos lo recuerden. El ídologustavo-cerati-salud_590x395 argentino se ha vuelto inmortal. Poca gente pensaría que me gustaba Cerati, pero admiro a cualquier músico que pueda hacer una obra de arte simple partiendo de las parafernalias mas complicadas. Soda Stereo fue un fiel compañero de estudio durante muchas madrugadas; en realidad, todavía no he escuchado lo suficiente ni de Soda, ni de Cerati, pero no puedo dejar escapar la situación. Este es mi pésame.

Cerati y Soda me parecen increíbles por una simple razón: saben, en un género en el que generalmente no se hace mucho, hacer mucho y que suene a poco; saben producir rock pop de calidad, creativo, diferente, es una banda de lo mas original y singular. Nunca he escuchado a alguien decir ”pero se parecen a ellos”, porque -sinceramente- existen muy pocos puntos de comparación. De arranque diré que mi tema favorito de Soda es Juegos de Seducción y soltaré la pregunta: ¿ustedes creen que a alguien mas se le hubiera ocurrido? Cerati tenia una forma particular de concebir los silencios, los acústicos y las distorsiones; lo tenía todo bien ordenado en la cabeza, porque siempre le quería dar a todo máxima capacidad interpretativa, quería decirte: ”aquí es donde va la energía, aquí es donde va el golpe”. Siempre tuve un interés especial con él porque siempre pensé que algo de metalero tenía, Primavera Cero siempre me supo a eso que buscaba en él.

Tanta grandeza fue bien recompensada con audiencias enormes, son contados los artistas latinoamericanos que pueden ser igual deurl masivos que los chicos de Soda. Puedo demostrarles que esto es obra y gracia de Cerati porque como solista, criticas tuvo, pero acogida también. Cosas Imposibles es una canción que nos resuena de la “chiquititud”, y creo que bien merecido. De Cerati siempre admiré una cosa: su calidad interpretativa; quiero resaltarla con El Rito. Creo que no es por nada que cada vez que buscamos escuchar a Soda buscamos preferiblemente las versiones en vivo.

En fin, no soy el más grande conocedor de la obra del artista en cuestión, pero si soy un admirador. Los que me conocen saben que soy algo exigente con lo que escucho, creo que el genio creativo de Cerati puede satisfacer casi cualquier exigencia. Los dejaré con una canción un poco más movida, como para que se enteren cómo quisiera el argentino que lo recuerden.

Stay Tuned!