Editado por Diego Huaroto

Frankenstein. Esta palabra trae a nuestra mente imágenes que parecen estar impresas en nuestra memoria desde siempre. No es solamente uno de los máximos exponentes de la novela gótica, Frankenstein se ha convertido en un consagrado símbolo de la cultura popular. Mary Shelley, autora de este clásico universal, con solo 18 años trajo a la vida a dos arquetipos importantísimos para la ciencia ficción. Así, tenemos a un monstruo sin nombre y a un estereotípico científico loco que rechaza y se lamenta por su terrible creación.

Esta novela se publicó bajo el nombre de Frankenstein o el moderno Prometeo en 1818. Sin embargo, la gestación de esta obra es parte de una anécdota muy interesante. En 1816, el ya famoso poeta Lord Byron invitó a Mary y su esposo, Percy Shelley, a pasar un verano en su residencia en Suiza. En una noche lluviosa de ese verano, el anfitrión propone realizar un concurso de cuentos de terror. Es ahí donde nace la idea de este personaje hecho de cadáveres que vuelve a la vida.

Cuando pensamos en Frankenstein imaginamos a ese monstruo verde con cabeza cuadrada y clavos en el cuello. La imagen que aparece en nuestra mente es en realidad la representación de Boris Karloff en la película Frankenstein de James Whale (1931), la cual es un clásico del cine de terror hollywoodense. Sin embargo, no fue la primera. Nada menos que Thomas A. Edison produjo en 1910 la primera adaptación cinematográfica Dirigida por J. Searle Dawley, este film dura solamente 14 minutos. (pueden encontrar el link de la película en las referencias). (1)

Frankenstein según J. Seale Dawley (1910)
Frankenstein según Whale (1931)

Volviendo a la novela, podemos encontrar en esta dos temas predominantes. En primer lugar, se exponen los peligros de “jugar a ser Dios”. Por esta razón el titulo original hace referencia al mítico titán Prometeo, quien roba el fuego a los dioses para darle vida a los hombres. Asimismo, Víctor Frankenstein sobrepasa los límites de la naturaleza y trae a la vida a una criatura inanimada, lo cual será su condena. En segundo lugar, la novela da especial énfasis a los sentimientos de abandono y rechazo que experimenta La Criatura. Este ser solitario viaja errante por el mundo en busca de una mínima muestra de gentileza y amor, es especial de su Padre, su Creador, de quien solo recibe el más crudo de los desprecios.

Demonio, miserable, desgraciado… Tal vez el hecho de que la Criatura no tenga nombre ha hecho que esta historia está llena de interpretaciones de todo tipo. Sin un nombre que lo defina y reduzca, los lectores pueden sentir sincera identificación.

Al ser el personaje principal un científico, una de las primordiales interpretaciones es la importancia de la moral y ética en la experimentación en la ciencia y tecnología. La novela es una de las precursoras del género ciencia ficción por tratar temas pertenecientes a la filosofía natural como el galvanismo (uso de la electricidad para la reanimación).

Mary Shelley por Richard Rothwell

Asimismo, se encuentran varios vestigios biográficos en la obra, por lo que algunos interpretan que la Criatura es la misma Mary Shelley reflejando su propio sufrimiento y culpa a raíz de su conflictiva relación con la maternidad. Su madre, la proto feminista Mary Wollstonecraft, murió en el parto. Así, La Criatura y Shelley son seres sin madre. La infancia de nuestra autora estuvo llena de soledad. Su única compañía fueron los libros tal y como ocurre con La Criatura. Más adelante en su vida, la muerte y la maternidad seguían enlazadas para Shelley: Perdió a varios hijos. “Amamantar al bebé, leer. Encontré a mi bebé muerto”, se lee en su diario.

Novedosas interpretaciones indican que Frankenstein puede tener una lectura feminista. Tal como la Criatura, Eva es creada a partir de una parte de otro ser. La mujer busca encajar, recibir reconocimiento y aprecio en una sociedad masculina; así mismo, La Criatura se siente perdida y sola en un mundo que la menosprecia y maltrata. Además, encontramos ideas feministas, probablemente gracias al trabajo de su madre, en el personaje de Safie. Ella es una mujer musulmana proveniente del medio oriente que se enamora de Félix, hombre occidental. Ella huye de su tierra natal, a pesar de las prohibiciones de su padre, con la esperanza de desposar al hombre que ella ama. La mujer debe ser educada, debe poder casarse con quien quiera.

Por último, el monstruo representa a la clase social oprimida. Mientras descubre el mundo en el que ha sido creado, La Criatura se da cuenta de que existen marcadas diferencias entre la comodidad de la riqueza y el sufrimiento de la pobreza. Mary, sus padres y su esposo estaban en desacuerdo con la esclavitud y se identificaban como abolicionistas. Por esta razón, algunos interpretan al monstruo desdichado como una metáfora de la esclavitud y se habla de un “Black Frankenstein”.

“Aprendí que las posesiones que más valoraban tus semejantes eran un ilustre e intachable abolengo unido a una abundante riqueza. Un hombre era respetable si poseía al menos una de las dos cosas, pero si carecía de ambas se le consideraba, salvo muy raras excepciones, un vagabundo y un esclavo condenado a desperdiciar sus energías en beneficio de unos pocos elegidos.”

Mary Shelley, Frankenstein (en voz de la Criatura)

Jill Lepore compara a esta novela con las muñecas rusas para explicar la multiplicidad de las interpretaciones. (2) Pueden ser muy variadas, pero lo que es claro es que este monstruo es la personificación del sufrimiento de los rechazados y oprimidos. Por esta razón es difícil diferenciar entre protagonistas y antagonistas. Al leer Frankenstein no solo se hallará una historia de terror, sino también una fuente de comprensión para nuestros sentimientos más desesperados de miedo y soledad.

“Yo deseaba hallar amor y amistad, y en cambio solo he recibido desprecio. ¿Acaso no era injusto? ¿Soy yo el único criminal cuando la humanidad entera pecó contra mí?”

Mary Shelley, Frankenstein (en voz de la Criatura)
Portada de la primera edición de Frankenstein

Referencias:

Bibliografía:

Hall, Harriet. Who was Mary Shelley and what inspired Frankenstein? Friday 6 July 2018. https://www.independent.co.uk/life-style/women/mary-shelley-movie-frankenstein-books-husband-trailer-biography-quotes-a8433531.html

Rivera, Néstor. Mary Shelley y Frankenstein: la metáfora vigente de una feminista. Por UPN. 6 febrero, 2019. https://blogs.upn.edu.pe/comunicaciones/2019/02/06/mary-shelley-y-frankenstein-la-metafora-vigente-de-una-femin

Santoyo, María. Mary Shelley, la última mujer. 22 de junio, 2016. https://espacio.fundaciontelefonica.com/noticia/mary-shelley-la-ultima-mujer/?ide=49218

WIKIPEDIA. El monstruo de Frankenstein. https://es.wikipedia.org/wiki/Monstruo_de_Frankenstein#cite_note-12

WIKIPEDIA. Frankenstein o El moderno Prometeo. https://es.wikipedia.org/wiki/Frankenstein_o_el_moderno_Prometeo