Flipped es una comedia romántica hecha especialmente para esas personas que valoran la pureza y la ternura del primer amor. Este libro escrito por Wendelin Vaan Draanen narra la historia de amor y desamor de Juli Baker y Bryce Loski. La primera vez que Juli vio a Bryce, cayó perdidamente enamorada de él. La primera vez que Bryce vio a Juli, no se le ocurrió otra cosa que correr. Así, se desarrolla una historia de persecución en la que Bryce es el blanco de una muy obstinada Juli. Al menos, así ocurre hasta el octavo grado, cuando Juli comienza a conocer verdaderamente a Bryce y se da cuenta que no es el chico perfecto que idealizó. Mientras que pasa eso, Bryce comienza a darse cuenta de que Juli tampoco era lo que imaginó y que, contrario a lo que creía, es bastante asombrosa. Este libro es altamente recomendado para personas enamoradizas o que adoran la comicidad e ironías del amor. Flipped es un libro tierno que habla de las primeras impresiones, de la idealización de una persona y de la diferencia entre gustar y querer. Y muestra esta historia desde ambas perspectivas, perseguido y perseguidor.

Todo comenzó cuando Juli irrumpió en la mudanza de Bryce. Bryce cuenta desde su perspectiva la molestia automática que le causó la obstinación de Juli y su falta de interpretación de indirectas. Cómo Juli se fue apoderando de los pocos momentos de su privacidad y de cómo contribuyó a que tuviera lo que él considera “malestar social” durante toda la primaria. También cuenta de sus intentos fallidos por hacerle entender a Juli que no estaba interesado en ella y su conformidad con la situación de acoso cuando logra que Juli lo ayude a aprobar los exámenes dictándole las respuestas.  Por otro lado, Julie cuenta desde su perspectiva cómo Bryce obtuvo su atención inmediatamente cuando lo vio por primera vez. Cómo se sintió cuando le tomó la mano y cuando estuvo a punto de darle su primer beso. O al menos, es lo que ella piensa. Juli pasa así toda su primaria creyendo que Bryce es simplemente un chico demasiado tímido como confesar sus sentimientos por ella. Pero para eso estaba ella que podía ayudarlo con eso. No se alejaría de él y le daría muchas oportunidades para que se confesara. Y aunque no lo hiciera, siempre esperaría pacientemente o lo ayudaría con sus exámenes con la esperanza de que en agradecimiento saliera a almorzar con ella.

De esta manera, durante toda la historia se puede ver el espíritu indomable de Juli y su capacidad para no rendirse ante ningún obstáculo. La misma razón que la lleva a hacer una manifestación solitaria para evitar que su árbol favorito sea talado al subirse a él y negarse a bajar. Lo que me gusta de Juli es que no deja que los malos momentos se apoderen de ella. Siempre encuentra una razón para ser feliz y expresar su felicidad. Puede que su familia no sea la más adinerada, que su patio sea el peor visto en todo el vecindario y que los chicos del colegio piensen que es rara, pero siempre valorará el poder contar con su familia para todo. Siempre le dará más importancia a darse el tiempo de apreciar la belleza de una obra de arte o del único árbol que tiene una vista perfecta hacia el amanecer que oír lo que los demás opinan de ella.

La dinámica que ellos tienen se ve alterada cuando Bryce comienza a hacer cosas que hieren a Juli, incluso sin querer hacerlo verdaderamente. Juli se dará cuenta que el Bryce del que ella se enamoró era un ideal que ella había creado y que no conocía al verdadero Bryce. Esto empeorará cuando él haga algo que consigue que ella por fin sienta que es hora de dejar atrás el enamoramiento que tenía con él. Pero mientras eso ocurre, Bryce se verá tentado a ir descubriendo más sobre Juli Baker. Se dará cuenta que la impresión primera que tuvo de ella fue solo producto de su inmadurez infantil. Poco a poco y sin que Juli se dé cuenta, y mientras ella se plantea olvidarlo, irá averiguando más sobre ella y comenzará a prestarle más atención. Así, los roles se verán invertidos. Y cuando Juli ya no quiera saber nada de él, Bryce hará hasta lo imposible por estar cerca de ella. Incluso enfrentarse a su propia familia y los que había creído sus amigos por defender el honor de la chica a que quiere.

Finalmente, para conseguir que Juli lo perdone por todo el daño que alguna vez le causó, se esforzará por ser el chico que Juli merece y demostrará que dejó atrás toda esa inmadurez y la cobardía de admitir sus sentimientos con temor a lo que los demás digan. Puede que Juli se dé cuenta de ello y de que nunca se dio la oportunidad de sentarse a hablar con él. Puede que decida conocerlo con la luz apropiada.

Por todo esto, por la ternura con que se relatan los hechos, por la tenacidad que muestran los personajes y por un final que deja una hermosa enseñanza, creo que este es un libro altamente recomendable para todas las edades. Después de todo, cada uno puede volver a sentir la pureza del primer amor al leerlo.