Desde que postulamos a la FEPUC, hicimos pública nuestra postura a favor de los derechos LGTB. Nuestro plan de trabajo señalaba explícitamente que íbamos a “Colaborar y apoyar iniciativas y proyectos que reafirmen nuestro compromiso con la no discriminación en nuestra casa de estudios y contribuir a la creación y difusión de espacios de visibilización y reflexión sobre la diversidad sexual en la comunidad universitaria. Promover el trabajo en conjunto con la GPUC y grupos similares es un compromiso de Coherencia Universitaria y la FEPUC 2013”[1]. Ya hemos realizado varias actividades en ese sentido. Desde la Junta de Presidentes FEPUC, otorgamos un espacio a GPUC sensibilizar en torno a la estigmatización y escarnio hacia las personas LGTBI que implica la figura del “Cachimbombo”. Además, organizamos un conversatorio[2] sobre derechos sexuales, reproductivos y LGTBI, dando espacio a las voces que no fueron escuchadas por el Congreso de la República al legislar sobre estos temas. Fue lamentable ver como el Pleno del Congreso decidió no incluir la discriminación por motivos de orientación sexual como agravante en los delitos de discriminación

No obstante, aunque como Mesa Directiva FEPUC tengamos una posición clara en pro de los derechos LGTB, consideramos que esto no significa dejar de promover espacios de discusión y contraposición de ideas. Más aún, si tenemos en cuenta que la universidad es el espacio primordial para generar en libertad estos espacios de diálogo y debate.

Por eso, esta semana como MD FEPUC organizamos el Primer Versus. El Versus consiste en debates que confrontan posiciones opuestas respecto a temas de relevancia social. Este Primer Versus trató sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo[3]. Tuvimos dos representantes a favor y dos en contra, quienes presentaron diversos argumentos sobre sus posiciones y respondieron preguntas del público. Además, invitamos a un moderador proveniente de una organización imparcial: la Sociedad Debate PUCP. El objetivo del evento fue que los estudiantes asistentes pudieran conocer y reflexionar críticamente sobre ambas posturas.

Sin embargo, nos parece importante también reafirmar nuestro compromiso en pro de una verdadera sociedad igualitaria. Es importante que visibilicemos y reconozcamos que en nuestro país y en nuestra universidad, existen personas que son discriminadas por su orientación sexual o identidad de género. En nuestra sociedad, esta discriminación no sólo se encuentra latente en el pensamiento y el discurso, sino que incluso llega a adoptar formas muy violentas.

La universidad y los estudiantes debemos problematizar, debatir y compartir ideas, ¡no nos quedemos callados, expresemos nuestra opinión! Por eso, como MD FEPUC, decimos con la voz en alto que compartimos la postura de Giovanni Infante (Presidente del MHOL): es necesario promover los derechos de las personas LGTB para consolidar una verdadera democracia en la que se respete a las mayorías y minorías. `

Actualmente, hemos presentado una propuesta de reforma estatutaria para que el Estatuto FEPUC incluya explícitamente la oposición a la discriminación por orientación sexual e identidad de género[4]. También estamos trabajando con GPUC para impulsar proyectos que impulsen que la universidad reconozca la identidad de género de los estudiantes trans. Cualquier otra iniciativa o idea es bienvenida.

¡El CAMBIO lo hacemos JUNTOS!

 

Cristina Valega, Presidenta FEPUC 2013

Miembro de Coherencia Universitaria