Quiero romper el silencio que me hace añorarte,
el tiempo ha pasado y extraño la musicalidad de tus palabras.
Me pregunto, si el tiempo hace que algún día ya no se sienta lo mismo.
Me pregunto si, es que algunas veces,
el tiempo no cambia cosas, si es que solo se guardan
o encubren y no se llegan a resolver.

Realmente se supera un dolor, o es que…
nos terminamos de convencer de haberlo superado.
Esta eternidad que es la vida, se nos presenta llena de metáforas
como ser un fénix que resurja entre cenizas o vivir
en medio de un barullo de impresiones nuestras,
bellas y tristes; bellas y alegres.

Hoy quiero recordarte así, como la vida veo,
Extrañarte es como esperar una noche de verano
en medio de un eterno amanecer.
Extrañarte se ha vuelto un mundo lleno de muchos vacíos,
lleno de imágenes borrosas donde apareces tú con tu voz.
Y todo puede ser como resignarse a no luchar por no romper

ese silencio que quizá podría cambiarlo todo.