Hola mis queridxs lectorxs, ¿cómo están? espero que muy bien, yo estoy emocionada por volver a la cancha y traerles temas nuevos. Quería traerles un tema motivacional -por llamarlo de alguna forma-. Hace unos días reabrí mi cuenta de ask, y bueno sé que hay gente que piensa que es una pérdida de tiempo, pero resulta que muchas personas me han pedido consejos sobre moda por ahí, y así como vienen las cosas positivas también vienen las negativas…

Esta columna (no blog de moda ni página web personal), para mÍ, siempre ha sido un espacio especial donde puedo transmitir información y consejos sobre moda a otras personas, temas en los cuales pongo mi empeño buscando información para ustedes y consejos que he aprendido con el tiempo y con la experiencia. Como saben, no soy una experta en moda pero es una pasión que he cultivado siendo autodidacta, y espero algún día hacer una segunda carrera relacionada a la moda. Aún así, encuentro una de las mayores satisfacciones en este pequeño espacio, sabiendo que a ustedes les gusta lo que escribo, que lo apliquen o que lo compartan o las dos cosas, pero sobre todo cuando entienden la esencia de lo que quiero transmitir…

Si leen mis columnas se darán cuenta que siempre trato de explicarles que la moda es arte, es personalidad, es humor, es tiempo y espacio, es cultura. Es arte porque muchos de los diseños son dignos de contemplar como cualquier otra obra de arte; es personalidad porque refleja nuestros gustos, nuestro interior y nuestras influencias, y eso se define como nuestro estilo; es humor porque muchas veces decidimos vestirnos diferente de acuerdo a cómo nos sentimos, reflejamos sentimientos a través de nuestra ropa; es tiempo y espacio porque no nos hemos vestido igual desde que nacimos, hemos marcado etapas con nuestra forma de vestir  y nos vestimos diferente para ciertos eventos; y por último, es cultura porque refleja nuestras costumbres, nuestros saberes y nuestras creencias.

Es difícil desestigmatizar la moda en este país, pues siempre se ha visto como algo frívolo y superficial, y he de admitir que hay personajes públicos que no ayudan con eso; pero creo que en esta columna y en mi vida personal es una meta sacar esos estereotipos y darle a conocer a la gente que la moda es una forma de expresarte; y el estilo, una extensión de tu ser. Tan simple y tan bonito como eso, y felizmente somos libres de vestirnos como se nos antoje.

En el ask recibí comentarios sobre mi estilo, comentarios que no puedo llamar críticas pues no tienen fundamento, y no pueden tener fundamento pues en cuestión de estilo nada es cuadriculado. El estilo es un sello propio por el cual siempre recibiremos críticas pues no todo el mundo tiene los mismos gustos que nosotros y es cierto que cuando hablamos de moda hablamos de estética y de cosas que nos resultan más armoniosas que otras, y puede que ante los ojos y gustos de los demás, algunas prendas u outfits se vean mejores que otras, pero como siempre les digo, realcen su personalidad, atrévanse a combinar y entre intento e intento descubrirán qué les gusta más, qué va más con su personalidad, y qué se ve más armonioso en sus cuerpos.

Siempre encontraremos críticas, pero cuando llevamos nuestro estilo con actitud ESO es algo con lo que no se puede competir, la felicidad de estar contentos en nuestra piel y en nuestra ropa.

Eso es todo por hoy, espero que les haya gustado la columna de hoy pues el mensaje que me gustaría sepan es de cómo veo la moda y el estilo, y cómo enfrento este camino como columnista de modas. Saben que siempre aceptaré sus comentarios para mejorar este pequeño espacio y no se olviden que también pueden preguntarme.