Los tacones son el un símbolo mundial en la moda. Representan el glamour y la elegancia y para muchas personas, representa la feminidad. Algo que todos y todas sabemos es que no son el calzado más cómodo del mundo; realmente puede ser una pesadilla caminar en unos stilettos y una odisea en distintos escenarios (cuando llueve, por ejemplo). Lo que probablemente no todos sepamos es que estos zapatos, en su origen, eran de uso exclusivamente masculino. ¿Cual es su origen y cómo pasaron de ser calzado pensado para hombres a ser declarados hoy como exclusivos para mujeres?

Según Elizabeth Semmelhack del Museo Bata Sho en Toronto, los zapatos de tacón fueron originalmente creados para ser usados por los jinetes en el Medio Oriente. El tacón les permitía sujetarse al caballo mientras se aferraban a los estribos, de esta manera podían disparar sus flechas con mayor precisión. El combate a caballo era común en Persia y resultaba esencial cualquier elemento que ayude a mejorar la tecnica de equitación y suponga un mejor en el estilo de combate.

El zapato persa del siglo XVII. Fuente: slate.com

Siglos después, una ola de interés por Persia y todo lo relacionado a este territorio inundó Europa occidental. Así llegan los zapatos al estilo persa, es decir, los zapatos con tacón, que son adoptados por los aristócratas con entusiasmo. Este calzado para ellos era una representación de masculinidad, virilidad, pues cargaba con todo lo que representaban quienes los usaban en primer lugar.

Cuando estos tacones llegaron a las clases bajas, la élite respondió con un aumento dramático de la altura de estos zapatos. Es en este momento que nace el tacón alto. Este definitivamente no estaba diseñado para trabajar o para caminar por las calles embarradas o empedradas de la Europa del XVII, así que no podría ser usado por las personas de la clase baja que necesitaban realizar las acciones mencionadas para sobrevivir. Sería entonces un símbolo exclusivo para la aristocracia, que no tenía que pasarse el día en movimiento, y que, si caminaba, lo haría en palacio. De esta manera, los tacones pasan a ser símbolos del estatus privilegiado de la clase alta, que también vestía con ropa incómoda y poco práctica, pero extremadamente lujosa.

Obviamente, los tacones altos también sirvieron a sus portadores para hacerlos lucir imponentes, para agregar altura y todas las ideas que esta conlleva: importancia, poder, superioridad, etc. Es así como el rey sol, Luis XIV, pudo llegar a media 1.73 metros con sus altos tacones de 10 centímetros, los cuales estaban finamente decorados o contaban con su característica suela y taco rojos. Y el rojo en los zapatos es una moda que pronto se extiende a Gran Bretaña, como se demuestra en la coronación del rey Carlos II de Inglaterra, que en 1661 se representó con un enorme par de tacones rojos estilo francés, aun cuando este rey ya era bastante alto, pues medía 1.85 metros.

Luis XIV y sus tacones de suela roja. Fuente: BBC.

Como ha sucedido en toda la historia de la moda, las mujeres hemos adoptado siempre elementos del vestuario masculino, ya sea por practicidad o por lo que simbolizaba. Según Semmelhack, en los inicios del siglo XVII, en un intento por masculinizar su vestuario, las mujeres adoptan los tacones. Entonces, los zapatos sufren un cambio: los tacones masculinos pasan a ser robustos y bajos, y los femeninos pasan a ser esbeltos y curvos. Así, los pies femeninos lucían más pequeños y delicados, algo que siempre se ha buscado lograr (recordemos los pies de flor de loto de 8 centímetros en China). Ya sabemos cuál de esos tacones es más cómodo y con cuál de ellos es más fácil desplazarse.

Tacones hoy. Chanel y su conocido modelo bicolor que crea la ilusión de unos pies más pequeños y piernas más largas. Fuente: Marie-Claire.es

Con la Ilustración y el aprecio por lo racional y utilitario, la ropa masculina pasa a ser más práctica y dejan de lado los tacones. Estos pasaron a ser vistos como “tontos y afeminados”. Hoy son un símbolo de elegancia, pero también (tal vez, sobre todo) de provocación y erotismo.

Las suelas rojas siguen vigentes en Louboutin. Fuente: townandcountry.ph

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/01/130125_cultura_tacones_altos_historia_ao