Durante el ciclo 2014-I, se dieron las elecciones a nivel estudiantil para ver quiénes ocupaban los cargos de Representantes Estudiantiles ante la Asamblea (REA) y los que participarían en los Consejos de  Facultad (organismos de co-gobierno).

Con las elecciones del organismo de co-gobierno en algunas facultades, el tercio del número de integrantes ocupado por los alumnos no llegó a ser cubierto, pues en algunos estatutos la mitad del número de profesores (6 u 8). Es así que aparecieron los mecanismos electorales que inhibían un “copamiento” de los cargos bajo argumentos de porcentaje. Por esta razón quedaron cargos vacantes.

Antes de continuar, sería necesario apuntar lo que es el Consejo de Facultad y los roles que cumple dentro de la universidad.

De acuerdo al estatuto de Ciencias Sociales, el Consejo de Facultad  favorece el funcionamiento de la misma. Está integrado por el Decano, seis u ocho profesores –lo determinan ellos mismos-, los representantes de los alumnos, llegan a ser la mitad de los profesores elegidos. Aunque, como se dijo líneas arriba, pueden tener un número definido.

Las tareas del Consejo de Facultad son importantes.  La más destacada es aprobar los planes de estudio de cada especialidad. Asimismo, propone al Consejo Universitario –al cual el Decano tiene acceso reglamentariamente- el dictado de cursos en los cuales no se haya matriculado el número mínimo de alumnos requeridos; fomenta la interdisciplinariedad en docencia, investigación y proyección social; evalúa periódicamente los planes de estudio de cada una de las especialidades y el rendimiento de los docentes de la Facultad.

Elecciones para el Consejo en la Facultad de Ciencias Sociales.

 Las cuatro carreras que hay en Ciencias Sociales están facultadas para participar a los cargos del Consejo de Facultad. El Centro Federado, de por sí, es el lugar de “todas las especialidades”. Sin embargo, este año en el Consejo de Facultad los cargos ocupados por alumnos han sido tres y todos son de Economía.

Para evitar suspicacia alguna, Letras al Mango tuvo la oportunidad de hablar con Elard Amaya, estudiante de economía y miembro de la Asamblea de Economía (entidad gremial que agrupa a los alumnos de la especialidad, y en donde se debaten temas propios). Elard indicó que desde hace un año la Asamblea viene moviendo a los estudiantes. El resultado, por ello, ha sido tres economistas en el Consejo. En ese sentido, Amaya mencionó que no hay intención de “copamiento”. Además, los mismos mecanismos de procedimiento electoral impiden eso. Por otro lado, dijo que hay un interés de sus representantes de trabajar con las “minorías”: las otras especialidades.

En plena semana de parciales, ¡hablaron los estudiantes!

Pese a ser una semana de parciales, algunos estudiantes de Ciencias Sociales se animaron a darnos su parecer sobre el evento político que en breve se dará. Para Jimy Chuquihuaccha, estudiante de Ciencia Política, no hay tanta difusión sobre los procesos gremiales que se dan en la facultad. “Porque si tú vas y le preguntas a todos, más de la mitad no saben lo que hacen [las autoridades] o tienen una vaga idea de los puestos gremiales. Y en caso que tengan el concepto, no saben de las fechas de elección. Ni siquiera saben de los que tienen esos puestos”, analizó. Al preguntársele si él se interesaba en participar en política, mencionó: “Por el momento, no”.

Paulo Zamora, compañero de aula de Jimy, también se animó a hablar:

La gente no está acostumbrada a reclamar por sus derechos. Más allá de si hay movimiento estudiantil o no, la gente en general no acostumbra a reclamar las cosas. Eso quizá cabe acá. Y si quieren decir algo no saben a quién acudir.

A Diego Alberto, de Antropología,  le parecía ridículo que no haya un trabajo coordinado, que haya duplicidad de espacios. En concreto, no le quedaba claro el trabajo de la REA y los del Tercio. Para él, trabajan de manera separada. Por ello prefirió que se den cuotas de representación en las altas instancias deliberativas de la universidad a fin de que la realidad de las facultades tenga mayor cabida. En esta vía, fue muy crítico con otras gestiones de REAS o de autoridades gremiales como la FEPUCP, las cuales, ya salidos de la universidad, muestran haber participado en política universitaria para tener un estatus diferente.

Cuando le pregunté a Diego: “¿Por qué los antropólogos no están participando?”. “Puta, no sé… Van a Techo y esas huevadas”, me responde con un gesto de quien quiere que ya me vaya.

Lía Ramírez: “Participación estudiantil ahora”.

Lía Ramírez, estudiante de sociología, se está lanzando en estas elecciones complementarias y viene siendo apoyada por su Asamblea. Antes de entrar a dar su examen, conversamos un poco sobre sus aspiraciones al consejo.

“Me llama mucho la atención que los estudiantes se organicen dentro de la universidad”. En cuanto a su carrera, ella desea “reactivar los ánimos” de participación que en otras carreras se han perdido. Militante de Izquierda Universitaria cree que es un problema que se pierda la importancia a cargos universitarios como al que ella aspira, donde se ven aspectos de administración de la facultad, entre otros.

En cuanto a la participación estudiantil, Lía profundizó mucho en los modos en que se articula esta con el co-gobierno. Ella estuvo presente en la reunión que el cordinanor de la especialidad de Antropología, Juan Carlos Callirgos, tuvo con los estudiantes de la facultad. La idea era que se exponga cómo se viene desarrollando el claustro de la especialidad, en donde se dan lugar alumnos y profesores para hablar retrospectivamente de lo que ocurre en la especialidad, opiniones sobre esta y lo que se debe mejorar.

A alumnos de otras especialidades les interesa la propuesta de trasladar el claustro, que por cierto en antropología se da de manera anual, a sus diferentes carreras. Sin embargo, al tocar el aspecto sobre la naturaleza vinculante que puedan tener las conclusiones de los claustros, a Lía le llamó rápidamente la atención que los órganos de co-gobierno serían quienes canalicen las demandas estudiantiles, pues están más ligadas a las autoridades que toman las decisiones. Asimismo, que hayan claustros y un fortalecimiento de estas vías, haría que los Consejos estén más capacitados para cumplir su rol representativo de los estudiantes de Ciencias Sociales.

Así, al hablar de otras formas de articulación de la opinión estudiantil, muchas veces ausente sea por temas de desinterés o desinformación, Lía comentó que trabajará por reactivar la cuenta de Facebook del Consejo en donde se puedan recibir quejas, opiniones, pedidos, etc.

Finalizando la entrevista, Lía sostuvo que lo importante que es fortalecer las Asambleas de estudiantes pues generalmente al ser ellas las que “patrocinan” a un candidato al Consejo, tienen la capacidad de que este rinda cuentas sobre su labor a los estudiantes. En conclusión, el fortalecimiento de esos otros canales de representación (la Junta de Representantes, el apoyo a las Asambleas, la reactivación de la cuenta de Facebook del Consejo, el intento por establecer claustros en otras especialidades) son los principales intereses de  Lía Ramírez.

Walter Moscoso: “Desde el Consejo, trabajaré por todos”. 

Por motivos académicos, Walter Moscoso, estudiante de Ciencia Política y candidato al Consejo con el número 1, accedió a ser entrevistado vía Facebook.

-Los consejos actuales, todos de Economía, han sido respaldados por sus respectivas asambleas, ¿es tu caso también?

-Si bien no hay un comunicado oficial de la Asamblea de estudiantes de Ciencia Política, en todo momento he sentido el respaldo de gran parte de ella. Dado que un gran número de personas que conforman la Asamblea me conocen, confían en lo que pueda realizar. Aunque siempre he recalcado que pretendo velar por los intereses de todas las especialidades.

-Hasta el momento una de las principales trabas por las que el alumnado no participa en la Facultad es porque no se sienten informados sobre las instancias gremiales y sobre lo que estas hacen. ¿Cómo ayudarías a resolver este problema?

Concuerdo con tu posición. Creo que debería haber mayor difusión sobre lo trabajado en el Consejo. Estoy seguro de que el actual Tercio está trabajando, pero si no existe una labor de comunicación más potente, las instancias de representación se devalúan un poco. La apatía es en gran parte generada porque los estudiantes no saben en qué se está trabajando realmente. Por ello, planteo reactivar la actual cuenta del Consejo de Sociales, de modo tal que sirva de buzón de sugerencias, planteamientos, recomendaciones. Así tendríamos conocimiento sobre los problemas que aquejan a los estudiantes y promover así la solución en el Consejo.

-En tu presentación como candidato has dicho que estás en desacuerdo con “aquellas miradas que atentan el diálogo entre especialidades que requiere nuestra Facultad”. ¿Puedes explicar esto?

Creo que existe una tendencia a votar por alguien solo porque estudia lo mismo que yo. Los representantes representan a todos, no solo a aquellos que estudian la misma carrera que tú. Yo prometo velar por los intereses de todos, ya que nuestra facultad fue creada para que haga un trabajo interdisciplinario y no segmentado.

-¿No crees que es fundada esa tendencia? Por las tareas que tiene el Consejo, ¿no se requeriría una pertinencia de actores involucrados, es decir, de las otras especialidades?

Estoy a favor de que haya estudiantes de todas las especialidades en el Tercio. Pero creo que cualquier representante puede tratar con los órganos correspondientes, como las asambleas de cada especialidad, y así promover algunas demandas. Me hubiera gustado leer propuestas concretas sobre lo que proponen las otras personas que también postulan. Así habría existido mayor retroalimentación, pero hasta ahora no he podido encontrar algo. Pero respeto su posición y estrategia.

-Antes hiciste referencia a “interdisciplinariedad”. En efecto, la facultad nació con esa intención, pero sus mismos impulsores la ven como fallida. Sin pretender que te conviertas en el “big man” del consejo, ¿cómo trabajarías ese tema?

Claro, nunca he hablado de ser el “big man”. Quiero trabajar conjuntamente con los actuales representantes del Tercio, y estoy seguro que ellos tienen la misma disposición de trabajar con los futuros elegidos.

Walter menciona que no cree que sea un intento fallido. Las investigaciones interdisciplinarias actuales pueden hablar por sí solas. De otro lado, hablo sobre la importancia de promover materias como Economía Política, Sociología Económica, Antropología Política que, si bien hay, podrían darse bajo la forma de co-dictado.

En resumen, mayor impulso a la participación del estudiante (caso de la alumna Lía); un trabajo más conjunto desde el Consejo (caso del alumno Walter). Las elecciones del 16 y el 17, por las razones expuestas, serán importantísimas para el estudiante.

15-10-14

  • Luis Gavidia

    Eran 3 candidatos, no 2.