El reloj avanza, el minutero.

Caminante quiere descansar

y quiere encontrar el camino.

Quiere encontrar a su amada

y quiere reunirse con ella.

Y es la unión muchas veces la que se convierte en la búsqueda.

Y esta se vuelve en ideal… ¿para hacer la unión más duradera?

Caminante quiere eternidad en su tiempo.

El reloj avanza, el minutero.

¿Y qué se puede hacer ante ello?

Son los relojes los que existen

y poco a poco cobran vida

y la lucha contra ellos se vuelve real.

¡Tiempo que no entiende la vida!

Y qué alma no quisiera apropiarse de este un segundo

y hacer de él una y mil maravillas.

Tal vez ante esto ya no se pueda hacer nada.

Tal vez no se pueda hacer nada

contra aquello que tiene que pasar,

que es ineludible que pase.