A pesar de que el cine nació mudo, su desarrollo le dió no sólo voz sino un trasfondo musical. Sin embargo, no sólo son las voces y el musical parte del sonido de una película sino cada sonido escuchado, desde las pisadas de los personajes en un suelo de madera o su respiración , hasta el sonido de un tren al pasar y de un ametralladora disparando. En el presente artículo revisaremos estos aspectos sonoros del cine; la música original, la banda sonora y los efectos de sonido

Música Original

Dentro del cine tenemos canciones y tonadas con las que solemos identificar ciertas películas en específico. Ejemplos hay muchos, sin embargo, hay que especificar que la música original se divide en las canciones y las piezas musicales.

Las primeras son compuestas para que suenen en determinado momento de la historia o sean las canciones de apertura o cierre de la película. Es así que es poco común que un artista sea contratado para hacer más de dos canciones para una misma película, lo usual es que se designe a un productor musical para que sea el encargado de supervisar la composición y grabación de las canciones.

Por otro lado, las piezas musicales son usadas de fondo en toda la película y
comúnmente es compuesto en su totalidad por un solo compositor. De esta rama es de donde provienen nombres como John Williams, Hans Zimmer y Ennio Morricone. Esta banda sonora puede variar desde las piezas compuestas para ser tocadas por una orquesta filarmónica como también de forma electrónica. Estas son las que suelen quedarse en nuestra mente al momento de recordar una película y las que ayudan a dramatizar una escena o a alegrarla.

Banda Sonora

También conocida como soundtrack, esta definición se le da al conjunto de canciones recopiladas para ser usadas en la película, a diferencia de lo anterior apartado, estas piezas musicales no son originales de la cintas sino que provienen de canciones compuestas por artistas en años pasados o incluso son piezas musicales de otras películas. A pesar de lo sencillo que suene, se debe elegir bien estas canciones ya que significan todo una inversión para la producción. Para poder usar una canción en un medio audiovisual ya sea en una película, un video de internet, televisión o radio se debe pagar un precio especial tanto por la composición como por la interpretación. Cada canción tiene un precio dentro del mercado y este se ve sujeto a la popularidad de los artistas y de la canción misma.

Hay que acotar que, aparte del gasto hecho, esta selección debe ser medida y bien planificada ya que una escena se puede malograr por la presencia de una canción mal utilizada o esta puede impactar más que la escena en sí. Estas canciones tienen el propósito de acompañar una escena especifica para generar algún sentimiento en especial.

Efectos de Sonido

Finalmente la rama menos reconocida del sonido en el cine. Y es que el buen uso de esta rama cinematográfica conlleva que pase desapercibido para el espectador. Son los efectos de sonido los que nos ayudan a estar inmersos en la película y dan veracidad al momento representado en la película. Estos sonidos normalmente son creados para emular sonidos reales (tráfico vehicular, una puerta cerrándose, un disparo de bala) o inexistentes (alienígenas, dinosaurios).

Para la creación de estos sonidos existen diversas técnicas; los más comunes son los manuales y los generados por computadora. Un ejemplo clásico de los primeros son el sonido del trote de un caballo, el cual se puede emular con un par de cocos vacíos. Sin embargo, las nuevas tecnologías ayudan a los sonidistas para crear sonidos desde computadoras. Estos sonidos pueden ir desde pistas ya guardadas como también de la mezcla de sonidos reales con el fin de conseguir nuevos. Un ejemplo clásico es lo hecho en la cinta “Jurassic Park” en donde se mezcló el sonido ralentizado del barritar de un elefante bebé con el rugido de un tigre y el llanto de un cocodrilo para lograr crear los rugidos del  tiranosaurio, del cual no se sabe con exactitud cuál era el sonido que producían.

Y es que el sonido que se produce para el cine tiene mucho que ver con la historia que se cuenta y pesa mucho a la hora de ser exhibida ya que no solo puede hacer música memorable, sino debe hacer más vivida y cercana la experiencia en la sala de cine.