El arte es un asombro indefinido

inconclusa y por eso nueva y fresca,

como tanto nosotros,

(¿Oíste provenir  las islas ibéricas un cantor:

“la poesía eres tú”?)

por supuesto, tan impostergable como nuestro ser

tan en vano como 45 años, mitad sentado, mitad parado, 100 vueltas muriendo.

No busques asir sus mesuras

da el efecto  sentirlo,

siéntate debajo de los brazos del árbol

espera la manzana newtoniana

 b

        a

                 j

                            a

                                      r

                                                            luego del traspaso temporal, caerá la escalera

                                                            en polvillo de media mañana

                                                            será denso como por las lindes de puerta

                                                            acaso, colándose por la infinitud de la luz de las doce.

Cuando menos levantes

habrán subido las ventosas de la medusa, lennnnnnta

por la nuca su inmaculado veneno

tintinea soberana,

cuando menos levantes

tendrás la poesía de manzana newtoniana colgado el pecho como un dije.

Dije.