Los medios de comunicación han tejido diferentes hipótesis para interpretar el completo silencio que guarda el líder del partido Solidaridad Nacional, Luis Castañeda Lossio, en su campaña electoral. Su más del 50% en la intención de voto por parte del electorado ha hecho pensar que lo único que explica el silencio de Castañeda es que sus competidores no tienen chance de alcanzarlo. Sin embargo, ésta estrategia -como la llaman algunos- no siempre le ha dado resultado al “Señor Comunicore”. Recordemos las elecciones presidenciales del 2011 donde fue primero en la mayor parte de la campaña y finalmente quedó quinto; asimismo, su última derrota en la revocatoria que promovió junto con su partido contra la Alcaldesa Susana Villarán nos muestra que la estrategia del mudo tiene cierto margen de error.  La posición de Solidaridad Nacional -el partido que le sube el valor a todas las obras que pone en marcha- de ocultar cualquier sospecha de una enfermedad que aquejaría a Castañeda para enfrentar las elecciones en silencio absoluto ha despertado muchas interrogantes en el electorado: ¿Estrategia? ¿Soberbia? ¿Temor? ¿Enfermedad? Cualquiera que sea, es una falta de respeto a la población, a los periodistas y a la política como concepto. Su negativa al debate, a exponer ideas y a promover el diálogo con la población va en contra de una buena práctica política por parte de un ciudadano que, como muestran las últimas encuestas, tiene grandes posibilidades de volverse a sentar en el sillón municipal.

La inasistencia de Castañeda en la firma del Pacto de Ética Electoral confirma que -efectivamente-, no tiene pensando cumplir sus estatutos, menos aún de mostrarse en público con los otros 12 candidatos que luchan por entrar en el Municipio. El mensaje de “el Constructor” por antonomasia es claro: sigue el lema “roba pero hace obra” sobre cualquier Pacto Ético que lo comprometa a seguir una línea transparente y de juego limpio. Castañeda -contrariamente a darse el saludo del buen competidor- prefirió vanagloriarse con su obra máxima: el Metropolitano que, a pesar de haber sido cuestionada en un inicio por haberse triplicado su verdadero valor, sigue siendo su caballito de batalla. Como vemos en el video difundido por los colaboradores de los solidarios; “el Señor Comunicore” se paseó en el Metropolitano días después de la firma del Pacto mostrándose mejor de lo que se comentaba anteriormente. El montaje del video difundido en la página de Facebook de su partido es una clara muestra que, aparentemente, Castañeda está bien de salud. Entonces, si el mudo está supuestamente en condiciones de afrontar la campaña, ¿por qué le huye al debate? Sus colaboradores ya anticiparon que solo participará en los debates planificados en su cronograma de campaña. Sin embargo, los debates no pueden ser definidos por los partidos políticos, ya que su programación es dada por los organismos electorales o asociaciones civiles.

¿Qué juego limpio se le puede pedir a los solidarios si han omitido declarar 197 mil  600 soles  utilizados para su publicidad ante la ONPE y tanto su líder como sus principales candidatos buscan la reelección con denuncias de corrupción en su contra, además de intentar mentirle al pueblo con datos ficticios en sus hojas de vida?  Como se ha dicho en las últimas horas, Castañeda tampoco es doctor ni magister y, a pesar de no serlo, figuraba como profesor de maestría en la Universidad Telesup. Asimismo, para dejar tranquilos a los alumnos de la PUCP, nunca estudió derecho en esta universidad. De este modo, el Mudo se suma a la selecta lista de estafadores y doctores bamba de nuestra política, hecho que podría dejarlo fuera de carrera sin siquiera haber dicho una palabra, sin haber expuesto el plan de gobierno con el que trabajará de ganar la elección de octubre. Estamos a poco a menos de dos meses de los comicios municipales y Castañeda no le da sustento a su candidatura. Su negativa a asistir al debate del 21 de agosto programado por el Colegio de Periodistas de Lima solo prolonga un silencio inaceptable en las prácticas de la política.  Al parecer, está convencido de que mostrando sus vídeos con puentes, escaleras, pistas y parques, se llevará la elección sin plantear ideas y reformas que beneficien el futuro de Lima.

  • gothamcity

    demasiado cierto. como convencer a la poblacion con argumentos, si quieren escuchar promesas que no se cumpliran?