¿Qué es el grito de Willhelm?

Para hablar de este popular grito me gustaría empezar mencionando una de las reglas generales dentro del cine. Al momento de la edición final de una película se agregan los sonidos que conformarán la banda sonora; estos pueden ser música instrumental, canciones y efectos sonoros. Estos arreglos consisten en emulaciones de sonidos originales de elementos cuya propiedad sonora es difícil de grabar o deben ser creados previamente, por ejemplo: turbina de avión, un relámpago, el rugir de un dragón, etc. Son tan utilizados que incluso pueden encontrarse en YouTube. Uno de estos efectos sonoros clásicos es el grito de Willhelm, el cual suele pasar desapercibido por su brevedad y porque suele acompañar escenas de acción.

¿Cómo se originó?

El grito de willhelm hizo su primera incursión en la cinta “Distant Drums”(1951) en la cual el protagonista debe internarse en los pantanos de Florida con su equipo. Durante una escena uno de sus acompañantes es atacado por un lagarto, es aquí donde se usa este efecto sonoro para expresar el dolor del personaje. El grito se coloca en postproducción debido a que no hay forma en que sea grabado sin que aparezca un micrófono y este no se dañe con el agua. Se desconoce realmente quien fue la persona que grabó el efecto. Lo que sí se sabe es que estuvo guardado en los archivos de la productora Warner Bros hasta que el sonidista Ben Burtt lo encontró y lo usó para la película “Star Wars” (1977) en donde estaba trabajando.  Fue el mismo Burtt quien le puso es nombre de Willhelm en honor al personaje homónimo de la cinta “The Charge at Feather River” (1953) el cual fue otro usuario del grito.

Parte de la cultura cinematográfica

Gracias a sus frecuentes usos, este efecto sonoro se ha convertido en una pieza importante de la cinematografía. Sagas como Star Wars o las adaptaciones de Peter Jackson sobre la obra de J.R.R. Tolkien, han hecho que el grito se vuelva popular y casi obligatorio para cada película de acción o donde hayan peleas grandilocuentes. Es justamente este uso común que ha convertido al grito de Willhelm en una especie de Easter Egg para los cinéfilos. Es así que en el ya mencionado YouTube podemos encontrar distintas compilaciones del uso de este efecto sonoro, con colaboraciones desde Indiana Jones hasta Toy Story.