INAUGURACIÓN

       Fuente: Depor.com

Comenzó la fiesta del fútbol. Comenzó, y nada menos que en el país en el cual el fútbol ha tomado forma, el país cuyos jugadores están repartidos por el mundo, aquel país que se ha coronado cinco veces, país de cuya sangre el fútbol es parte: Brasil. La fiesta se ha desatado desde ayer por las calles, pero no solo la fiesta, sino también las protestas. El Mundial en Brasil no solo ha traído alegría, sino también descontento por parte del sector más pobre del país. Sin embargo, para los que amamos el fútbol, ¡qué fiesta es esta! Hablar de la inauguración sería perder tiempo explicando lo mala que fue -a comparación de mundiales anteriores- y ni hablar de la canción que, personalmente, deja mucho que desear. Así que hablemos de lo que nos interesa y a todo el mundo también: El fútbol.

El Partido Inaugural
INICIO

Nadie esperaba un primer gol de Croacia, mucho menos que este sea un auto gol. Pienso que Brasil se sintió demasiado presionado por ser local. Se notaban los nervios en Marcelo, en Fred. La ansiedad estaba consumiendo al equipo local y, claro, no va a ser para menos: si tienes un estadio casi lleno esperando que campeones, no puedes fallarles. Croacia, por su parte, esperaba un poco retrasado. No tenía posesión del balón, pero cuando la tenía, su rapidez y orden les permitía avanzar hasta tres cuartos de cancha. Estaban entonados. Así, de un desborde por la izquierda y un posterior centro de Olić, la pelota se paseó por el área. Nadie pudo sacarla, sino por el contrario, Marcelo pudo meterla. Croacia se ponía adelante.

NEYMAR

Pero no nos olvidemos del local. Neymar, aquel en cuyos hombros la confianza de todo un país está depositada, apareció en escena. Sacó un patadón de tres cuartos de cancha que Pletikosa no pudo contener. Después del empate, en el segundo tiempo ya, mucho han criticado el arbitraje. Croacia, para muchos -y entre ellos para mí-, no mereció perder con un resultado tan abultado. Lo que más parece es que al árbitro le pesó el estar en Brasil y tener al local en frente. El árbitro -para mí-, jugó un rol importantísimo; no hubo balance, mas hubo preferencia.

Hacia el final del partido, Croacia dio lo mejor para empatar, pero Oscar se encargó de romper el sueño croata y poner el 3 – 1. Brasil dejó mucho que desear en este partido. Muchos esperábamos el Jogo Bonito. Brasil ya no es el mismo de antes, el desarrollo futbolístico ha cambiado. Lo que importa ahora ya no es jugar bonito, es meter goles. Eso hizo Brasil, y, también, Holanda.

El más esperado

Hoy Holanda nos dio una lección tremenda de fútbol. Es por esta razón que el fútbol es tan hermoso, tan precioso. No solo lo es porque es impredecible, sino porque en aquel lienzo natural de color verde se plasman las mejores obras de arte que con los pies puedan pintarse. Hoy, Blind nos dio cátedra de cómo tirar, dar un pase profundo y por el aire. Roben nos mostró la importancia de la rapidez. Van Persi dio ejemplos de definiciones. Los defensores holandeses hoy dieron dos clases en 90 minutos y respondieron a la pregunta de cómo defender con una línea de tres y cómo defender con una línea de cuatro. La volante holandesa no solo nos enseñó la importancia de jugar en bloque, sino la importancia de presionar. Todo esto aplicado en un partido nos da como resultado ganarle al campeón del mundo.

Gol-de-cabeza-de-Robin-van-Persie

Fuente: www.extremista.com.ar         

España, no solo demostró lentitud, sino que también demostró incapacidad para anotar. Esto en parte porque no tienen delanteros. Pretender jugar con un solo punta es imposible ante un equipo tan bien parado y completo como Holanda; mucho menos jugar con un punta cuyo estilo es muy diferente al del resto del equipo. Considero que a Costa le falta para encajar en este equipo. El primer tiempo fue una demostración de cómo jugar sin espacios, demostración que personalmente me pareció impresionante. Con la presión encima, Xavi, Xavi Alonso, Iniesta y Silva tocaban y tocaban la pelota como si de esto dependiera la vida. Bueno, no podían hacer más, no tenían más que un solo delantero a quien darle el pase.

Después del gol español, Holanda empató y despertó. En el segundo tiempo, salió a jugar de una manera impresionante. La profundidad que tiene Roben al correr no solo abre espacios, sino que da ideas a los volantes. Al ser rápido y correr en profundidad, propone opciones de toque de pelota; más aun con la aglomeración al medio campo. Roben jala marca a todos lados y abre espacios en los cuales aparece el lateral Blind para tirar los centros que darían la victoria por 5 – 1 sobre España. Lección magistral de fútbol. Realmente he quedado impresionado con esta Holanda que sin duda alguna se perfila para campeón.

Flojito

El partido entre México y Camerún, que terminó con victoria mexicana, era lo que se esperaba: aburrido, sin emoción. Se enfrentaron un México que ha mejorado bastante a comparación de las clasificatorias y un Camerún que no dependía de Samuel Eto’o y que tampoco tenía ideas de cómo jugar el partido. Desordenado, disparejo, fue un partido que solo puso el grupo un poco más difícil para Croacia.

El Mundial nos trae entonces muchas expectativas, emociones, favoritos; nos trae todo. Separamos nuestros tiempo, pensamos en cada partido, de pronto somos los mejores analistas futbolísticos. Es que esta fiesta nunca pasa desapercibida. Después del partido de España contra Holanda, mis expectativas han aumentado. Espero un Brasil mucho más completo. De Holanda, espero que en la final le meta por lo menos tres goles al otro finalista. Todavía no me animo a decir cuál será la final. Si Brasil no mejora, dudo mucho que llegue. De España, espero que llega a semifinales. Nos falta todavía ver a Argentina, Uruguay, Italia, Francia. Tenemos Mundial y hay que vivirlo.