luto


Es siempre una lástima, un dolor profundo y hasta un lamento cuando un deportista sufre algún tipo de lesión, pero es peor aún, y como ahora es el caso, cuando fallece. Yair Clavijo sufrió el día de ayer un paro cardíaco en medio del partido de reservas que jugaban Real Garcilaso y Sporting Cristal. Suceso inesperado, ya que según los médicos del cuadro celeste, en el chequeo médico no había ningún tipo de problemas en el jugador. Con este acontecimiento, muchos temas y diversas discusiones han aparecido en el medio. Si bien puede sonar para algunos un insulto a la solidaridad, es importante tomar en cuenta qué aspectos pudieron influir en esta tragedia y cómo podríamos evitarlas. Siempre con el debido respeto que se merece esta situación, veremos en estas líneas si es que este caso fue negligencia médica, culpa de la altura o simple y sencillamente un deceso inesperado que a cualquiera le puede pasar.

Si hablamos de una negligencia médica tenemos que considerar la opinión de un experto del tema. Para esto, en una entrevista que el diario deportivo “Depor” realizó al cardiólogo Luis Gonzales de la clínica San Bernardo, se menciona que la muerte de Clavijo pudo ser “a causa de una arritmia* no detectada al momento del chequeo médico” (Gonzales). La posibilidad de que haya sido una arritmia la causa del fallecimiento es muy grande, ya que el partido estaba por terminar. El jugador, casi terminando el partido, se propone a dar la máxima potencia de su físico y de esta manera lograr algún tipo de hazaña como un gol o un pase gol casi al finalizar el encuentro. Por lo tanto, un pique realizado por el jugador y un posterior descanso, ya sea caminando o detenido totalmente, pudo ser la causa de la posible irregularidad de los latidos de su corazón, provocando así el penoso suceso.

Si nos referimos a la altura, el médico de la Federación Peruana de Fútbol, Dr. Carlos Bazán, afirmó ayer en una entrevista hecha por los conductores de Fútbol en Amércia, que estos casos denominados “muerte súbita” se dan debido a un problema del corazón, que consiste en que el corazón se agrande más y más cada vez, lo cual sería causa de un paro cardio-respiratorio. Añadido a esto, el Dr. de la Federación explicó que la altura puede influir, pero solo debido al horario del partido. A las 11 am., explicó, hay poco aire, calor fuerte y lo mismo con la humedad, entonces esos aspectos al jugar en altura pueden ser peligrosos e influir en la vida de un jugador durante el partido. La altura por tanto puede haber afectado pero debido al horario.

Y, por último, en cuanto a suceso inesperado se refiere es muy improbable, a no ser que haya sido un problema de arritmia no detectado o un golpe muy fuerte en el pecho o cabeza. La “muerte súbita” se da en casos de personas de mayor edad (45 a 60) o en bebes (de 0 a 6 meses), pero no en personas que realizan actividades físicas regularmente. Así que la muerte de Yair Clavijos tiene que encontrar su razón en un problema anterior o en el corazón del jugador.

Sea como fuere, la muerte de este joven, que prometía, según sus padres y su club (Sporting Cristal), ser una estrella, es lamentable. No se puede echar culpa a la altura, o algún tipo de descuido médico. En todo caso, si es negligencia médica no puede ser total, ya que, como vimos anteriormente, la hora del partido en altura pudo ser un factor, por lo tanto puede ser una combinación de estos dos aspectos. Dejando de lado las discusiones, es una gran tristeza tener que escribir acerca de esto. De luto está este portal, Letras al Mango, y todo el fútbol peruano. Nuestras condolencias y más sentidos pésames a la familia Clavijo; y no, que no siga el fútbol, por lo menos por un par de fechas.

 

*Las arritmias cardíacas son cambios en el ritmo normal del corazón de la frecuencia cardíaca.