A principios de marzo del presente año, seis empresas multinacionales dirigieron una carta pública al presidente Ollanta Humala en la cual criticaban el estado actual de los trabajadores del sector textil y confecciones.

Actualmente, y a causa del Decreto Legislativo 22342, dichos trabajadores tienen inestabilidad laboral con contratos que oscilan entre uno y seis meses, incapacidad de negociación colectiva y se les ha negado el “derecho constitucional” de sindicalización. Esta situación equipara a los trabajadores del sector textil con los paupérrimos estándares bangladesíes. Perú y Bangladesh, opina Jyrki Raina —secretario general de IndustriAll Global Union (el sindicato internacional de trabajadores)— tienen vigente un régimen laboral especial para exportación. Sabidas son las miserables condiciones de empleo del obrero bangladesí.

Y aunque parte de las empresas que enviaron la carta en aras de la estabilidad económica y política del país no tengan la suficiente vergüenza como para reconocer que, precisamente en latitudes como Bangladesh, disfrutan de las “ventajas comparativas” que ese país ofrece (hablo de multinacionales como Nike, TomyHilfiger o Calvin Klein), su llamamiento ha cobrado respuestas dentro de sectores del Estado. Así tenemos al parlamentario nacionalista Justiniano Apaza con su proyecto de ley que busca derogar los artículos 32, 33 y 34 del mencionado Decreto. Asimismo, IndustriaAll Global Union suscribió la moción multinacional y también envió sus descargos al gobierno recomendándole que apoye el Proyecto de Ley Nº 761-011-CR que propone la derogatoria de tal régimen.

Jyrki Raina opina que esta ley en vez de apoyar a la industria la desmejora, pues se crea ineficacia al ser estas empresas subsidiadas. Indicó además que es una falacia cuando los empresarios dicen que el régimen laboral es demasiado rígido. En su opinión, manifiesta que es lo suficientemente flexible; contradiciendo a las tesis liberales que sostienen que para potenciar la economía hace falta flexibilizar más la “pétrea” legislación laboral.

Las respuestas del empresariado peruano no se han hecho esperar. Naturalmente, salieron a defenderse. Pedro Gamio, presidente del Comité de Confecciones de la Asociación de Exportadores (ADEX), indicó a La República, en su momento, que la carta de las multinacionales era difamatoria y que proporcionaba información inexacta. A su vez, señaló que era otra “movida” de la dirigencia sindical peruana, al parecer con intenciones desestabilizadoras. En cambio, sí fue certero cuando comentó que estas mismas empresas prefieren apuntar sus negocios a los países asiáticos, paraísos textiles de despiadadas multinacionales de la ropa.

Entre los que respondieron a la carta y, a su vez, defienden el actual régimen laboral textil se encuentra Eduardo Arnillas, gerente general de Kisco. Su argumentación se basa centralmente en el boom del crecimiento peruano y en lo mucho que ayudó la existencia de este tipo de regímenes (de US$ 25 millones de dólares a mediados de los 80 a US$ 2.000 millones de dólares en la década pasada, todo en el rubro textil). Por otra parte, justificó la ley por su importante colaboración a insertar en las filas de la formalidad a 99 mil trabajadores (la cifra, no obstante, abarca a 441 mil personas). Temerosamente, Arnillas se pregunta si con la eliminación de esta ley se podría perder semejante avance de la inserción laboral oficial. Para él “no hay peor enemigo para la generación de empleo que la estabilidad laboral absoluta”.

Por último, rechaza tajantemente cualquier intromisión extranjera en lo que respecta a la revisión de la situación laboral. Sorprendente declaración dada la actual búsqueda de miradas foráneas hacia nuestro país. Aunque, caben las explicaciones, solamente serán importantes para los empresarios locales aquellas entidades extranjeras con miras a invertir sin más y no las que analizan la realidad social. Qué curiosa muestra de esta ambivalente postura ante el extranjero. Mientras tanto, un Decreto Legislativo hace de las suyas.

<em>Fuente: La República, Portafolio Económico
http://www.larepublica.pe/08-03-2013/transnacionales-cuestionan-los-abusos-laborales-de-textileras-peruanas
http://www.larepublica.pe/07-04-2013/el-mayor-sindicato-del-mundo-cuestiona-abusos-laborales-de-textileras-peruanas</em>