Editado por Sudeivi Marin

Por: Diego Du Pont 

La historia del fútbol ha tomado el Parken, el estadio nacional para la selección danesa, como una de las sedes más funestas en Europa. Este verano, Dinamarca vivió al pendiente de la salud de Christian Eriksen, quien falleció por unos minutos en el campo de juego durante un partido de la Eurocopa. Sin embargo, este no fue el único trágico suceso que ocurrió en este estadio.

En 2007, un penal pitado para Suecia – el rival clásico de Dinamarca – desencadenó una serie de eventos sin precedentes en la historia del fútbol Europeo. El periódico más importante de Dinamarca, Ekstra Bladet, preguntaba en su página web a los minutos: 

“¿Sabe usted quién es este hombre? Este hombre es responsable de la derrota de Dinamarca ante Suecia. Si sabe quién es, por favor escriba a Ekstra Bladet. “.

Aquel hombre se había convertido en el hombre más odiado luego de Christian Poulsen – autor del penal en los minutos finales del encuentro. La prensa danesa, en vez de hablar de la posible eliminación danesa de las clasificatorias a la UEFA EURO 2008, buscaba fervientemente a aquel hombre que se coló al campo de juego para agredir al árbitro. ¿Cómo llegaron los daneses a este funesto evento?

Una noche oscura

El 2 de junio a las 20 horas del 2007 en Copenhague, frente a 42 mil fanáticos, la selección danesa se enfrentaba ante Suecia en las Clasificatorias de la UEFA UERO 2008. El estadio estaba totalmente abarrotado, ya que se venía una clásica rivalidad entre los dos equipos escandinavos. No obstante, aún se mantenía el recuerdo de aquel polémico empate en Oporto por el EURO del 2004 por 2-2, cuya diferencia de goles dejo fuera al equipo italiano de la competencia.

Al encuentro, Suecia no llegó en su mejor forma, y de sus últimos cinco partidos, empató una vez (1-1 ante Ecuador) y cayó cuatro: ante Venezuela (2-0), Ecuador (2-1), Egipto (2-0) e Irlanda del norte (2-1). Por otro lado, a pesar de que llegó con una marca parecida, logró conseguir dos victorias, dos derrotas (uno por clasificatorias), y un empate ante Honduras en amistosos.

Entonces, a los minutos de empezar el partido, Dinamarca comete un grave error con Gravgaard, quien falla en uno de los pases defensivos. Ante esta situación, Elmander aprovecha la oportunidad para un enfrentamiento directo con el portero local, ThomasSørensen, que no pudo hacer nada más que abstenerse ante la barra sueca detrás de él. Por consiguiente, Dinamarca quedó petrificada desde ese momento, no hacía ni deshacía en la defensa: un mediocampo con una pésima actuación de Poulsen, y un ataque solo por Jørgensen.

A los treinta minutos, Suecia ganó un tiro libre directo de treinta metros hacia la portería, al cual Hansson – sin problemas – dispara un misil que termina rebotando en Jacobsen para agregarle uno más al marcador del centro escandinavo. No obstante, los problemas no acabarían allí para los locales, ya que tres minutos después aparecería un nuevo Elmander, quien de taco definiría el primer tiempo. Por lo tanto, Suecia ganaba por 3-0 y parecía que irían al descanso con este resultado.

El Resurgimiento Danés

Dinamarca fue un manojo de nervios desde la portería hasta el ataque. Sin embargo, los del otro lado del Öresund pecaron de vencedores y a los 33′, Agger acertó un disparo al arco, que dejó sin opciones de atajar al portero Isaksson, quien veía cómo el Parken se venía abajo. Entonces, Dinamarca descontó el marcador y se presentó en el partido, sacando sus cartas, luego del primer tiempo.

Para el segundo tiempo, Suecia buscó defender en lo que más desprotegido del primer tiempo: La defensa. Sin embargo, Dinamarca apareció completamente distinto, un equipo atacante en todo momento. Ante esto, el equipoo danés no desaprovechó esta oportunidad: Melberg – al minuto 61 – inoportunamente se resbala, dejando solo a Tomasson con la oportunidad directa de buscar anotar, marcando el segundo para estos. Por consiguiente, el encuentro, a treinta minutos del final, se encontraba 3-2.

Frente a un poderoso ataque danés, los suecos quedaron encerrados en su propio campo ante el ataque de los rojos pues era imposible salir al ataque, a pesar de los nuevos ordenamientos tácticos del equipo. Dinamarca había llegado para empatar – y por qué no – voltear el encuentro, y así, a poco menos de quince minutos para acabar el encuentro, Andreasen apareció para marcar el agónico empate 3-3. El Parken había pasado del temor por quedar fuera en casa a estar a un paso de la hazaña.

A partir del minuto 75, el encuentro se había convertido en uno de los mejores vistos en aquella clasificatoria, Suecia logró encontrarse y propuso un juego de ida y vuelta. Asimismo, ninguno de los dos quería dar su brazo a torcer, pero, de un momento a otro, esta deportividad se vino abajo.

El escándalo

Christian Poulsen fue expulsado por agredir a Markus Rosemberg, el inicio del final estrepitoso del partido (Fuente: Getty Sports)

Al minuto 89′, el jugador sueco Markus Rosemberg golpea a Christian Poulsen, (una jugada imperceptible para el juez de línea), la cual el danés del 2006 contestó con un puñetazo hacia el estómago al rival. Ante esto, Rosemberg cae directamente al suelo y el juez de línea levanta la bandera. En consecuencia, El árbitro, enfocado en la acción en la banda derecha, termina por ver a Rosemberg en el piso y va en consulta hacia el juez.

La transmisión de TV sueca de ese momento (Canal 9, quien curiosamente al final del partido emitirían un documental sobre el hooliganismo en Dinamarca), no logra emitir la acción del incidente en vivo, hecho que sí apareció en la transmisión de la TV danesa (TV2). Esta muestra una y otra vez la jugada completa: tanto el golpe y el puñetazo de Poulsen quedaron en la retina de los daneses durante varios minutos.

El árbitro, luego de una consulta rápida, regresa hacia el área y decide sin dudar mostrarle la tarjeta roja a Poulsen por la acción. Entonces, tras señalar el penal para Suecia, un hincha con la camiseta danesa ingresa al campo de juego intentando coger al árbitro del cuello. El danés Michael Gravgaard evitó que aquel hincha agrediera al árbitro y discutió con él espontáneamente para que se retire del encuentro. Tras encontrarse a buen recaudo en medio de un estadio fuera de control, el árbitro principal, Herbert Fandel y su terna arbitral deciden suspender el partido. Entonces, El Parken se convirtió en un mar de abucheos y los jugadores entraron directamente a los camerinos.

Post-Partido

“El partido ha terminado, Dinamarca ha perdido 0-3”, fue el mensaje que rezaba en la pantalla principal del Parken Stadium (Fuente: Getty Images)

Luego de que todos los jugadores y terna arbitral entraran a los camerinos, otro espontáneo danés se coló en el estadio, regateando con el balón desde el punto de penal donde se encontraba, en el campo Danés, hacia el campo sueco, anotando un gol y dando algo de risas en un estadio en donde se oía abucheos. Luego de su gol, fue detenido por la seguridad del estado y al mismo tiempo, los seleccionados suecos, salían de los camerinos hacia el campo para saludar a la hinchada que asistió con el que en un futuro los islandeses en la UEFA EURO 2016 la harían famosa internacionalmente como el “Saludo Vikingo”.

Los suecos en la tribuna empezaron a saludar tanto a sus jugadores como el mensaje que empezó a salir en la pantalla: “Kamper et slut, Danmark taberdømt 0-3“, la cual se podría interpretar como “El partido ha terminado, Dinamarca ha perdido 0-3“. seguido de un “Dommeren overvejer om kampen skal genoptages“, es decir, “El árbitro está considerando resumir el partido“, hecho que al final no se dio.

“¿Sabe usted quién es este hombre (por el de la imagen de arriba)? Él es responsable de la derrota de Dinamarca ante Suecia. Si sabe quién es, por favor escriba a Ekstra Bladet. ” (Fuente: Wikipedia/Ekstra Bladet)

Luego del hecho, la prensa alemana reconoció al hombre como Ronni Nørvig, un danés residente en Gotemburgo, Suecia. Ante este suceso, la justicia danesa prefirió mantener el nombre en reserva a través de una orden en toda la península de Jutlandia. Nørvig, aunque pasó la noche en el juzgado, se declaró inocente, aduciendo que no recordaba nada por haberse tomado unas 20 cervezas, antes y durante el partido. Aunque no podían mencionarlo, la prensa decidió llamarlo el “idiota del fútbol”, y en portadas del Aftonbladet (Suecia), o del Ekstra Bladet (Dinamarca) mostraron al día siguiente del encuentro frases como, “¿Quién es este idiota?“.

La UEFA decidió actuar de oficio en menos de una semana, dando como castigo tres fechas de sanción a Poulsen por la falta cometida a Rosemberg (quien no llevó sanción). Asimismo, Dinamarca fue vetado a jugar en estadios que se encuentren un radio de 250km del estadio del Parken (acción que solo dejaría a jugar a Dinamarca en el Blue Water Arena de Esbjerg). Por lo tanto, Suecia se llevaría la victoria por parte de los suecos por 3-0, y la Asociación de Fútbol Danés (DBU) sería sancionada con 100,000 francos suizos. Sin embargo, tras una apelación de la DBU, la UEFA redujó la sanción en un radio de veto a 140 km, lo que permitió jugar a Dinamarca en el NRGi Park de Aarhus; y la multa a 50,000 francos suizos.

Por otro lado, Paulsen se convirtió en el ojo de la tormenta: su actitud había llevado al borde de la eliminación a Dinamarca en las clasificatorias. El agresor fue llevado a juicio, y también la seguridad en el Parken fue fuertemente cuestionada las semanas siguientes al encuentro. Finalmente, Suecia clasificaría a la fase final de la UEFA Euro 2008 tras quedar segundos, por debajo de España, y Dinamarca quedaría eliminada del torneo.

La pregunta que muchos daneses se hicieron luego de la eliminación y que aún persiste: ¿Pudo haber cambiado la no intromisión de Nørvig en la remontada épica danesa? o por último, si el penal de Suecia fallabay el partido quedaba empatado, ¿qué pudo haber pasado?