Son escasas las situaciones que invitan a escribir sin partir de experiencias personales. Como es la vida misma, este artículo nace de una de ellas.

Hace ya cerca de una semana que mi pequeño, plano y relativamente viejo compañero tecnológico decidió decir adiós. No hace mucho tiempo, recuerdo haber tenido celulares que duraban mínimo unos 3 años; las razones más comunes porque los cambiaba eran por actos de puro descuido o por asaltos en plena calle.

Pues bien, tuve que afrontar la idea de que tendría que vivir sin mi equipo por lo menos unos cinco días hasta poder ir a comprar uno nuevo. El aparatito fue un buen compañero tanto en ocio como en estudio; pero, para ser sincera, últimamente había estado bastante atolondrado y ya eran seguidas las veces en las que se “colgaba”, entonces era de esperarse que tarde o temprano una muerte inesperada ocurriera o que yo tuviera que cambiarlo, sin necesidad de su total ausencia.

Muchas veces dicen en asuntos del amor que uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde: podría sonar un tanto ridículo al referirme a un objeto, pero aparentemente aquél teléfono móvil se llevó algo más que videos, fotos y una que otra nota que había guardado por meses.

Poniéndome a pensar que debía recuperar lo que había perdido en el celular, recordé los famosos apps. Aplicaciones que tantas veces nos han salvado, entretenido y de las cuales muchas veces nos hemos obsesionado. Pero no hay que sentirse culpable, en la era smart en la que vivimos es completamente normal perder más de 20 minutos en sacarle el jugo al móvil.

Quiero compartirles dos aplicaciones que descubrí curioseando en Play Store, las cuales merecen un espacio en su móvil si desean ejercitarse, relajarse o combinar ambos.

-Daily Yoga –  Fitness-On-The-Go

Este App me gusta mucho. Se trata de una aplicación de entrenamiento de yoga que te proporciona ejercicios de este arte grabados en full HD con diferente duración y niveles, guías de voz en vivo, música relajante e incluso puedes llegar a formar parte de una comunidad y compartir tus avances si así lo deseas.

Cuando recién lo descargué me quedé impresionada de los gráficos y la calidad de audio, igualmente me gustó la idea de que puedes crear distintos planes de rutinas según tu interés. El pequeño tema es el idioma, pero siendo sincera es tan sencillo de usar que casi les puedo asegurar que se olvidarán de que está en un idioma anglosajón.

-Nike + Running

Debo decir que la aparición de este App, para mí, fue un experimento. Resulta que en mi pequeño iPod Nano Touch, caracterizado por no tener apps, existe esta aplicación. Recuerdo que me quedé bastante sorprendida con su precisión  y practicidad, así que pensé que habría una versión de este programa en otra plataforma. No me equivoqué, sin duda han creado una aplicación muy interesante.

Lo que en un inicio mostraba una aplicación de logros personales ahora se ha vuelto grupal. “Nike+ Running” te permite agregar amigos y ver cómo mides tus logros con ellos.  Podrás mantener un registro de quién tiene más carreras y millas recorridas, y así impulsarte a alcanzarlos. Mientras te movilizas tanto en un camino como en la caminadora, el GPS y el acelerómetro registran con precisión la distancia que recorres, el ritmo que sigues y el tiempo que tardas. Y si siempre has acompañado tu rutina con música, puedes configurar PoweSongs y añadir ese tema que despierta tu energía.

He querido brindarles aplicaciones que conozco porque creo que es mejor recomendar algo con lo cual ya has tenido cierta experiencia. Sin duda, en el mundo de los apps, hay muchas otras por descubrir, así que no dudes en indagar, siempre hay algo que puede sorprenderlos.

Ya saben: agua un montón, siempre buenas raciones de fruta, caminen esas cuadritas de las que se tientan a escapar y hasta otra edición de Vida Sana.