Dicen que para todo hay una primera vez,  también dicen que  el pasado regresa cuando uno menos se lo espera.  Podríamos encajar estas frases, quizá forzosamente, en la  etapa que le toca vivir a Wendy Ramos como actriz, pues hace poco anunció a los medios de comunicación el estreno de  su  primer unipersonal: “Cuerda”, y el retorno a las tablas mostrando la nariz roja  que hace mucho tiempo no lucía.

¿Y por qué “Cuerda”?, se preguntarán. Pues una cuerda  simboliza un vínculo, algo que une a la persona con su pasado, como un cordón umbilical. Ese pasado que  vamos descubriendo en el transcurso del tiempo.  Nos damos cuenta así que  las situaciones o las personas que pasan por nuestra vida siempre nos dejan algo, y otras  (a veces) nos  dejan un vacío. Es  por ello  que uno siente la necesidad de llenarlo con lo que tiene, aunque ese vacío no se llene nunca.

De esta manera la actriz y clown  opta por un unipersonal diferente, “un poco más difícil” como lo diría ella, una forma de hacer reír sin usar dobles sentidos, con un escenario donde solo necesitará de una cuerda, un armario y los recuerdos.

Las funciones inician desde este 28 de septiembre al 7 de octubre a las 8:30 pm en el Teatro Pirandello, bajo la dirección de Nishme Súmar. Son solo 8 funciones y las entradas están a la venta en Teleticket.

wendy-734149