El Centro Federado de Arquitectura organiza dos actividades de importancia ciudadana. Una de ellas es la recolección de firmas dentro de la universidad para elaborar un pronunciamiento en el que se revele la posición contraria a cómo se lleva la mano política de la Municipalidad. La otra es una convocatoria para una marcha que tome la calle y haga ver, de manera clara, el general descontento que hacia Castañeda sienten (sentimos) los limeños. Para saber más de estas iniciativas conversamos con Alejandro Ochoa (24), presidente del Centro Federado de Arquitectura.

¿Por qué hay marcha el día miércoles?

Porque hay una insatisfacción generalizada por parte del ciudadano, por parte de los estudiantes, por parte de todas esas personas que sienten que no hay planificación. Se siente que todo está muy improvisado. Por lo menos, yo te doy la visión como ciudadano y como estudiante de Arquitectura que se siente un poco indignado porque no hay como un norte, no hay esa visión que necesitamos para la ciudad. Por eso nosotros buscamos, y la mayoría de personas siente, que se necesita, además de obras, una planificación. Eso es a lo que vamos y por eso existe una marcha.

¿No es más una opinión como arquitecto que como ciudadano? Te lo digo por el desorden con que la ciudad ha crecido en los últimos años, que no se respetan los estudios, entre otras cosas, cosa que defienden ustedes.

Claro, te doy una visión como arquitecto pero también te puedo dar una visión como ciudadano. O sea, del día a día. Te levantas, sales de tu casa, te vas a tu centro de estudio o de labores, así que definitivamente tienes que salir a las 7 de la mañana.  Si es que, por ejemplo, ingresas a las 8:00, tienes que salir a las 6:00 porque te vas a encontrar con un tráfico terrible. Ese día a día, ese tipo de acciones verdaderamente repercute en tu forma de vivir; o el hecho de que no puedas salir de tu centro de estudios a las 6 de la tarde porque sabes que te vas a topar con un tráfico terrible. Ese tipo de cosas que afectan al día a día. Entonces, definitivamente, es el hecho de plantear acciones dentro de nuestra ciudad, y el alcalde tiene mucha responsabilidad sobre ello.

Castañeda nos prometió obras y el Bypass es una obra. ¿Qué diferencias hay entre el Bypass y el proyecto Río Verde?

El proyecto Río Verde ha sido planteado desde hace mucho tiempo. Busca regenerar la ciudad, porque busca canalizar más que nada, regenerar la ciudad por parte de toda la margen del río y así mismo darle una mayor vida, una mejor dinámica a nuestra ciudad. En cambio, el Bypass es una obra que simplemente ni siquiera ha pasado por un expediente técnico, no ha habido un análisis, no se han calculado los impactos. “Ah ya, pongo un Bypass y… bueno”. Puede ser una solución pero no es la óptima para la ciudad. ¿Dónde hay un estudio para el ciudadano, para la gente que pasa todos los días por ahí? Y, sobre todo, teniendo en cuenta que el cruce de 28 de Julio y la avenida Arequipa es una arteria principal de la ciudad. Entonces, verdaderamente no te pones de parte de la sensibilidad de cada persona que día a día hace transporte y pasa por ahí. Hay que medir impactos. Es una cuestión de medición.

De repente la sensibilidad que tiene el alcalde expresa el sentir… Tú sabes que fue elegido bajo la forma de hacer obras. Esto es una obra. A lo que voy es que el ciudadano quiere eficiencia. Ya tiene este proyecto, que si bien no tiene estudios técnicos, pero ya está en proceso de construcción; las pistas ya están destruidas. ¿No crees que el ciudadano, pese a lo que implica todo esto, no le importa mucho la planificación y si este sentimiento de las obras? ¿Cómo tomas esto?

Yo creo, por ejemplo, en obras como el Zanjón que planteó Bedoya Reyes en su tiempo, obra que actualmente es una vía rápida y muy eficiente. En su momento fue criticado. Le dijeron de todo: “loco”, “corrupto”, etc. Pero él supo adelantarse a su tiempo. Se proyectó. Definitivamente, ese tipo de cosas tiene una relevancia en la ciudad. Yo creo que [Castañeda] sí te puede dar obras, pero los tiempos han cambiado. O sea, se necesita una planificación de por medio, y eso es lo criticable. Ahora ya todo el mundo es más consciente de las cosas que existen dentro de la ciudad. Antes tal vez no, ahora sí. Estamos en otros tiempos. Creo que debemos de recapacitar como ciudadanos y, asimismo, buscar, pedir este tipo de mejoras dentro de nuestra ciudad. Y no simplemente pedir cositas que van una a una por ahí, sino pedir una verdadera visión de ciudad, mantener una sensibilidad.

Esta indignación no solo se limita únicamente a lo del Bypass. En el caso de la Costa Verde se va a abrir un tercer carril, en la avenida. Salaverry igual con el alcalde solidario, Bringas. No solo se trata de planificación, creo yo, sino de alterar el espacio social de encuentro. Él [Castañeda] no lo está tomando muy en cuenta. ¿La planificación está tomando el espacio como lugar de encuentro de la gente?

Definitivamente. ¿Tú me dices del ensanche de vías?

Claro

Yo te pregunto: ¿Eso va a ser lo mejor? ¿Simplemente darle más pie a que se ensanche la vía? ¿Dónde quedan las personas? Verdaderamente, ¿cuáles son las decisiones políticas que se estarán tomando? ¿Tú estás creando una ciudad para las personas o para los autos? ¿A quiénes les estás dando prioridad? Ese tema es importante recalcarlo porque nosotros vivimos como ciudadanos, vivimos en una ciudad para nosotros, para personas. Y se mantiene esa sensibilidad. Si se le da prioridad a los autos, se van a quedar un montón de espacios en los que no se disfruta del espacio público. Entonces se desprecia mucho a las personas y se le da prioridad a los vehículos. Creo que definitivamente se deben adoptar más políticas pensando en las personas que vivimos en esta ciudad y no priorizar este tipo de obras que finalmente dan prioridad a máquinas.

¿Y tu conoces el PLAM? El plan elaborado hasta el 2035. ¿Contiene todos estos avances de los que hemos estado hablando?

El PLAM es un plan urbanístico, un plan estratégico, del cual han colaborado bastante profesionales de la Católica: urbanistas, arquitectos, sociólogos, antropólogos, de todas las disciplinas que hacen un diagnóstico. Fijan una dirección que se necesita. Es como el análisis de todos los requerimientos que necesita la ciudad. Y creo que no se debería despreciar este esfuerzo. Creo que todo este tipo de cosas que la anterior gestión lo pudo hacer, debería rescatarse. No solo echarlo, sino ponerlo.

Generalmente a los intelectuales no se les toma en cuenta sus proyectos, por “n” razones. ¿Tú crees que este pronunciamiento, este llamado del Centro Federado de Arquitectura, es una forma de cansarse de esa posicioón de crear tu papel e ir a la calle, posicionarte y ejercer presión?

Yo creo que son pasos a seguir. Son estrategias que uno tiene para poder alcanzar algo. Entonces nosotros en una primera instancia estamos en esto: la recolección de fimas. Buscamos el respaldo del estudiantado. En segundo lugar, buscamos pronunciarnos, y todavía el pronunciamiento todavía no está totalmente esbozado porque queremos recolectar todas esas ideas por parte de los alumnos, que los alumnos digan las cosas que sienten en estas hojas y lograr transmitirlo. Y a partir de eso participar en esta marcha, expresar todas las inquietudes que tenemos y presentarlos asimismo también en apoyo con otros gremios de estudiantes como gente de la UNI, la Villarreal. (…) Y, asimismo, presentarlo a la Municipalidad y a la Comisión de Transporte.

Además de la marcha y recolección de firmas y esta asamblea en la que se escuche a los alumnos, ¿qué otras acciones concretas tienen para concientizar a la población sobre el sentido de planificación, uso de áreas públicas?

Aparte del tema de la administración, tenemos en cuenta convocar a los profesores de la facultad que también nos apoyan, citar a la misma Municipalidad para tener una mesa redonda en donde podamos hablar de la misma Lima. Debatir y cuestionar sobre las acciones con gente especializada. Pero no solo con ellos sino también con aportes de otras carreras. También queremos tener otras acciones concretas como ciertas intervenciones dentro de la misma ciudad. Tener sketches arquitectónicos, con gente de artes escénicas, que sean más como el aspecto cultural y revalorar el espacio público. Poco a poco estamos esbozando ciertas acciones y, a partir de eso, buscar que tengamos más conciencia de esa condición: que el espacio público dentro de nuestra ciudad no simplemente es un parque al cual vas y dice “No pises” o que esté enrejado. El espacio público es todo, es la misma calle. La calle puede tomarse. Cuando tú tomas la calle, cuando tú tomas el espacio público, verdaderamente lo sientes como tuyo. Cuando te apropias de él tienes ese sentir de identidad.

Esto, como tú lo has dicho, es una toma de posición política, pero el estudiante ve a la política con malos ojos. ¿Qué reflexión te da esto?

Para mí, como presidente del Centro Federado de Arquitectura, veo a la política como un servicio a la sociedad, un servicio a la comunidad, un servicio en el cual tu verdaderamente quieres un bien para todos en conjunto. Entonces, nosotros con este tipo de acciones, y en parte con la gestión, estamos buscando hacer eso: darle todas las herramientas a las personas para que puedan enterarse. Obviamente tiene una relevancia política pues tomamos una postura de las cosas que creemos, de las cosas que pensamos y sabemos y sentimos. Creo que debemos de tomar una posición, tomar una posición política tiene absoluta relevancia dentro del medio.

PD: La marcha será el día de mañana. El CF de Arquitectura preconcentrará en su facultad a las 4:00 pm. A las 4:30 estará en la puerta principal y saldrá a las 5:00 pm de la universidad. La ruta es todo Bolívar, Brasil, 28 de Julio y Arequipa.

13-04-15