Martes 19 de Septiembre, Estadio Nacional del Perú. 

17:30 horas.

Después de interminables horas de cola a las afueras del Estadio, se abren las puertas para lo que no se sabría aún sería un inolvidable concierto.

La banda californiana Maroon 5 compuesta por Adam Levine (Voz), James Valentine (Guitarra Líder), P. J. Morton (Tecladista), Jesse Carmichael (Piano), Mary Flynn (Batería) y Micke Madden (Bajo)— lejos de alejarse de los reflectores en los últimos años, viene sonando con mayor fuerza en las radios a nivel mundial, convirtiendo de cada canción un éxito.

19:00 horas. 
La noche empezaría con la banda nacional invitada, Gaia, con más de 15 años de carrera en la industria musical, que además ha abierto shows para grandes bandas y artistas como Placebo, Julián Casablancas y Pixies. Para algunos resultó ser una banda nueva, pero no fue impedimento para enamorar por unos cortos 30 minutos a los asistentes que seguían llegando desde todas las puertas del Estadio Nacional.

20:00 horas. 
Ingresaría otra de las bandas más esperadas de la noche: Incubus. Brandon Boyd y compañía serían quienes se encargarían de recargar la noche con sus clásicos temas como ‘Circles’, ‘Pardon Me’, ‘Nice to Know You’, ‘Drive’, ‘Warning’, ‘Megalomaniac’ e incluso un pequeño cover de ‘Wish you were here’ de Pink. La fuerte lluvia que caía no tuvo compasión por los californianos, pero no significó impedimento alguno para un Brandon Boyd sin casaca e incluso después sin camiseta que, a pesar de no interactuar demasiado con el público peruano, mostraba su gratitud con múltiples “muchas gracias”. Incubus mantuvo a los asistentes que seguían llegando coreando sus mayores éxitos y preparó el ambiente tras 13 canciones llenas de entusiasmo para la llegada de los artistas de la noche, Maroon 5.

21:30 horas. 
Después de 5 años de espera, Maroon 5 entraría al escenario. Sin siquiera saludar, empezaría con uno de sus hits, Moves like Jagger. Un Adam Levine quien recientemente se reveló que sería padre por segunda vezenérgico y sonriente, imitaría y bailaría los pasos de baile de Mick Jagger durante la canción, para después seguir sin detenerse con otro de sus mayores éxitos y uno de mis favoritos ‘This Love’.

Sería luego cuando el vocalista se encargaría de saludar a las miles de almas en el Nacional que ya no recordaban ni el frío o la lluvia y solo presentían una noche memorable.
Con sensacionales solos de guitarra y diferentes pasos de baile por parte de Levine que se desplazaba con facilidad bajo viento y marea, como dicen, sobre el escenario, la banda californiana interpretó éxitos como ‘Harder to Breathe’ sencillo que los llevaría a la fama, ‘One More Night’, ‘Animals’, ‘Maps’, ‘Sunday Morning’, ‘Payphone’ e incluso presentado su último sencillo ‘What Lovers Do’ por primera vez en vivo en el Perú. Después de 15 vigorosas canciones que dejaron a los asistentes deseando más, la banda saldría del escenario para luego regresar, pero esta vez solo Adam Levine en compañía de James Valentine que serían recibidos entre gritos y vitoreo. La dupla continuaría cautivando con una versión acústica de ‘Lost Stars’, canción de Levine solista que alcanzó los primeros puestos en los charts, y una de las más esperadas de la noche, ‘She Will Be Loved’.

El sexteto reingresaría al escenario para cerrar el show con ‘Don’t Wanna Know’ y ‘Sugar’ dejando a todo un estadio agitado con el corazón en la mano.

23:00 horas. 
Tiempo de dejar el Estadio. Con un setlist increíble, a pesar de no incluir ‘Cold’ entre sus interpretaciones, Maroon 5 hizo bailar y corear sus hits bajo la lluvia y el frío a todo un estadio lleno de peruanos.

Si no fuiste a la presentación del 2012, pero fuiste parte de la noche del 19 de septiembre no hay duda de que Maroon 5 dejó a los peruanos con la esperanza de volver a verlos muy pronto.

Ya sea que fuiste por Incubus o el sentimiento nostálgico que te provoca Song About Jane, disco que los llevó al éxito, Maroon 5 hizo del Nacional una fiesta. Donde los verdaderos ganadores resultaron ser los asistentes.