Hace unas semanas, se ha anunciado el remake de lo que muchos recordamos como el mejor juego de aventuras que ha existido en la historia: Crash Bandicoot. La fecha de lanzamiento será el 30 de junio de este año para la PlayStation 4 y abarcará las 3 primeras entregas de esta serie (las más exitosas de todas, vale decir).

Como jugador de la old school no puedo evitar sentirme emocionado por saber que un juego de antaño, que marcó un hito en su época, vuelva después de tantos años para mostrar que lo viejo aún sirve y que incluso puede llegar a ser mejor que lo actual. Y es que Crash Bandicoot 1,2 y 3 son una muestra perfecta de cómo debería evolucionar una saga de videojuegos. Cada entrega presenta una gran mejora gráfica, sonora y argumental con respecto a la anterior.

La entrega número 1, por ejemplo, mostraba un argumento trillado en el que el héroe (Crash) salva a la mujer en apuros. En cambio, en la entrega número 2, se trabaja mucho más la construcción del villano y del propio crash, puesto que ahora este debe salvar al mundo de un plan malévolo de Cortex. Por su parte, el tercer videojuego es muy parecido al segundo, pero esta vez los villanos tienen mucha mayor interacción con los eventos del juego al darles mayor cantidad de diálogos con lo que somos capaces de darnos cuenta de que Cortex es un ser humano con sentimientos y está muy frustrado por tener que seguir luchando contra Crash por órdenes de Aku Aku o también conocido como el “boomerang malo” (así se le decía en mis tiempos).

Recuerdo también que Crash Bandicoot poseía muchos secretos. Eso era algo común en todo videojuego del pasado, cuando no existían los tutoriales del youtube ni el internet era de tan fácil acceso. Mundos secretos, personajes desbloqueables, rutas desconocidas, todo ello se encontraba en cada uno de los 3 juegos y descubrir sus misterios parecía no tener fin. Toda clase de rumores envolvían a los juegos: “si la pasas en 3 horas, aparece otro villano”, “si te mueres a propósito en una zona, se desbloquea otro escenario”, “un juego extra de spyro se consigue si la pasas con el 200%”.  La única forma de comprobar si estos eran verdaderos era jugando.

Estoy seguro que esta especie de remake tendrá una buena cantidad de ventas y que el trabajo que se ha estado realizando es, efectivamente, de alta calidad y que no decepcionara a los más nostálgicos. En lo personal, prefiero la trilogía original porque es la que jugué desde que era niño y no se ve tan infantil como ciertas imágenes que he visto de la nueva entrega. Ante todo, espero realmente que este sea el inicio de nuevos juegos y así poder ver el renacimiento del personaje que alguna vez fue considerado la mascota de la PlayStation 1.

Crash Bandicoot es leyenda.