Hola queridos lectores, hoy les traigo un tema que me gusta mucho: los cortes de cabello. Personalmente, soy de las chicas que no puede aguantar mucho tiempo con un corte de cabello, es prácticamente una necesidad (medio obsesiva compulsiva) y cada corte de cabello me dura máximo 6 meses, y ya desde el momento en que me corto el cabello pienso en cual será el próximo. Creo que toda esta obsesión, de cortarme el cabello cada vez que puedo, viene ligado al hecho de que creo firmemente en que el cabello te da un gran porcentaje de tu look y tu estilo, además de ser un importante porcentaje de la imagen de tu rostro. Por ello, allá afuera, en el mundo de los cortes de cabellos, existen diferentes variedades de cortes, los cuales puedes escoger por diferentes criterios, y se podría decir que uno de los más importantes es que vaya de acuerdo a la forma de tu rostro.

Escoger un peinado de acuerdo a la forma de tu rostro ayudará a resaltar facciones o, incluso, poder esconder alguna parte de él que no te guste mucho, como podría serlo -por ejemplo- una frente ancha. Ahora, eso si les digo, porque un corte te quede bien no significa que te quedes con el por el resto de tu vida por el hecho de que te quede bien, ya que existen variedades de cortes y variaciones de las mismas, como para no aburrirnos del mismo corte y no quedarnos estancados en una época de nuestra vida. Por otro lado, hay diferentes criterios si es que deseas un peinado moderno o clásico, o si quieres un peinado de acuerdo a tu edad; por ello, les dije que tiene que ver con tu estilo, si eres super fashion lo más probable es que te hagas un peinado diferente a lo convencional, y si no eres tan atrevido te harás un peinado que nunca te falle y te dé un look más simple. Ninguno de los dos extremos (o medios) está mal, todo es cuestión de gustos, aunque no podemos negar que hay peinados que quedan más con ciertos rostros que con otros, por eso les traigo este artículo.

Lo primero que les quiero recomendar es que identifiquen qué tipo de rostro tienen, por eso les comparto este link donde pueden medir más o menos su rostro y ver el tipo: http://www.ukhairdressers.com/hair_move/face%20shape.asp. Pueden subir una foto, -como lo hice yo-, y seguir los pasos para medir cada parte de su rostro.

Lo segundo será identificar la textura del cabello: delgado, grueso o medio. Ya que hay cortes que a un cabello de tipo delgado y sedoso le queda, pero a un cabello esponjoso y grueso, no y viceversa. A partir de esto buscaremos cortes que busquen, por ejemplo, dar volumen al cabello o, por el contrario, quitar volumen; y, si tienes el cabello de un grosor normal o medio,  no te preocupes por que hay muchas opciones. OJO: no hay nada que no se pueda arreglar con la buena técnica de un estilista.

Lo tercero, como les dije, es que siempre, siempre y siempre hay cosas que nos gusta más que otras de nuestro rostro o cuerpo, así que a la hora de pedir el corte asegúrense de que su estilista lo sepa para que pueda trabajar con ello. Por ejemplo, si te gusta tu cuello, entonces cabello más corto, si no te gustan tus orejas, un corte que te permita taparlas la mayoría del tiempo. Y, si no tienes nada que te guste o te disguste, atrévete a algo nuevo, que al final todo es cuestión de actitud.

Lo cuarto, y muy importante, es que tienes que pensar en cómo lo vas a mantener, es decir, si tienes tiempo para peinarte o no, si necesitas un corte que esté listo apenas te lo seques o si necesitas productos para crear el look final. Por ejemplo, si solo tienes 5 minutos para arreglarte  entonces un peinado natural sería mejor, o si tienes rulos no muy definidos te tendrás que tomar el tiempo para aplicarte algún producto que los defina como tu quieres.

Ahora sí, pasemos a las formas:

Caras

– Corazón/triángulo invertido:

  1.  Funciona: Todos aquellos cortes que tienen ondas, rizos y puntas hacia afuera en el mentón. Te armoniza mucho el rostro. Las capas largas, que comiencen por debajo de los pómulos agregando volumen en la zona del maxilar y la raya en medio o ligeramente ladeada son ideales. Los flequillos que te favorecen son los lisos sin ningún volumen. Y puedes llevarlo largo o corto.
  2. Evita: Nada de cortes que llamen la atención de tu frente, por ejemplo: un corte que lleve volumen en la cien y que deje al descubierto el mentón angosto.

-Cuadrado:

  1. Funciona: Cortes escalonados o con capas suaves que aporten el volumen necesario en la parte superior para alargar el óvalo. Los laterales desfilados en dirección al rostro cubrirán la zona angulosa del mismo.  Una melena en decapado, que le dé una sensación vaporosa e informal. El largo óptimo es hasta los hombros o por encima de los mismos.
  2. Evita: Los flequillos muy rectos y las melenas a la altura de la mandíbula, porque debido al resultado tan geométrico que producen, arrojan el efecto contrario: realzar los rasgos masculinos.

– Rectángulo/alargado:

  1.  Funciona: las melenas medias, rizadas u onduladas. Los cortes con capas largas que confieran volumen en los laterales del rostro ayudarán a restar longitud al óvalo. La raya en medio y los flequillos largos y rectos son aconsejables para éste óvalo, ya que ayudará a acortar idóneamente el rostro.
  2.  Evita: Agregar volumen en la zona superior, así como las melenas largas y lisas que enfatizarán la longitud del rostro. También, no se aconseja desfilar el cabello en dirección al rostro, esto lo enmarcaría y lo afinaría aún más.

-Redondo:

  1.  Funciona: cortes con capas suaves, que proporcionen volumen en la zona superior, con esto conseguimos el efecto óptico de rostro más alargado. Los laterales desfilados y orientados hacia el rostro cubrirán la zona de las mejillas, restando volumen a la zona. Evita lo de abajo y podrás gozar de cualquier otro peinado, sobre todo los que alargan la figura del rostro.
  2.  Evita: Definitivamente, el cabello corto, los rizos con mucho volumen, y las rayas al medio no son lo tuyo.

-Ovalado:

  1. Funciona: Con este tipo de rostro es prácticamente ideal para cualquier tipo de corte, así que ve sin miedo hacia las tijeras.
  2. Evitar: un flequillo demasiado largo y recto que acortaría la longitud del rostro.

– Triangular:

  1. Funciona: Los cortes a capas que alcancen su mayor plenitud en la zona media-alta (en los laterales) del rostro, desfilados a la altura del maxilar en dirección al mentón, ayudan a equilibrar la mitad superior e inferior . Las capas en el cabello y además volumen son algo que deberás tener en cuenta.
  2. Evita: Cortes de cabello rectilíneos, sobre todo a la altura del mentón, harán que el rostro se vea más ancho y atraerán la atención a la zona de la mandíbula.

-Diamante:

  1. Funciona: Los cortes con capas, que aporten volumen en la zona del maxilar y los flequillos que aporten el volumen en la frente (en la zona de las sienes) son recomendados. Elige una textura ligeramente ondulada (casi lisa) en la zona superior y una textura rizada u ondulada en el largo del cabello.
  2. Evita:  Volúmenes, tanto en el estilo de corte como en el peinado en la parte superior de la cabeza y estilos cortos que añadan volumen a la altura de los pómulos.