Editado por Gianfranco Rojas

Piratas FC, primer equipo que desciende a Segunda División este año (Fuente: RPP)

Con los resultados de la fecha 14 del Torneo Clausura de la Liga 1 peruana, Pirata Fútbol Club, el equipo campeón de la Copa Perú 2018, descendió a la Segunda División, a falta de jugarse 3 fechas, además de tener problemas económicos y administrativos. Esto me hizo pensar en la efectividad del cupo de ascenso directo a la Primera División que el cuestionado campeonato “Copa Perú” otorga. No solo por la fugaz permanencia de Pirata Fútbol Club en Primera División, sino también por lo siguiente: al revisar quiénes fueron los últimos cinco equipos campeones de este torneo, veo que solo uno ha permanecido en Primera División hasta la actualidad: Deportivo Binacional. En este artículo, expondré la situación de cada equipo que fue campeón de la Copa Perú desde el 2013 y cómo fue su rápido paso por la Primera División de fútbol profesional.

Nos trasladamos al año 2014. San Simón, equipo campeón de la Copa Perú del 2013, acabó en el último lugar del acumulado con tan solo 23 puntos en 30 fechas jugadas, luego de una desastrosa campaña en el Torneo Descentralizado. El siguiente año jugó en Segunda División, pero afrontó una crisis económica y tuvo que “refundarse”. Desde el 2018 juega en Copa Perú.

San Simón de Moquegua (Fuente: ForosPerú)

Para el Campeonato Descentralizado 2015, el conjunto selvático Sport Loreto obtuvo el cupo al ganar la Copa Perú, siendo su primera participación en la Primera División. Tras quedar en el puesto 13 en el Torneo Apertura, luego de quedar en la última casilla en el Torneo Clausura y tras haber sido el peor equipo en la Copa Inca (lo cual les restó 2 puntos en el acumulado), terminó penúltimo en el acumulado y descendió. Ha permanecido en Segunda División hasta este año, en el cual, por quedar penúltimo, descendió a la Copa Perú 2020.

Sport Loreto, último equipo selvático en primera división (Fuente: Peru21)

Para el 2016, teníamos otro debutante en Primera División: Defensor La Bocana. Al equipo piurano no solo le fue mal en lo deportivo, sino que también tuvo problemas económicos, lo cual le costó la pérdida de 4 puntos en el acumulado. Asimismo, le quitaron 6 puntos por no completar la bolsas de minutos requerida por la Asociación Deportiva de Fútbol Profesional (ADFP). Lo anterior, sumado a la mala campaña que tuvo, hizo que el equipo norteño quedará en el último lugar con 32 puntos en 44 fechas jugadas, con lo cual descendió. Al igual que San Simón, este equipo juega en Copa Perú.

Defensor La Bocana (Fuente: Trome)

Nuevamente acogió el Torneo Descentralizado un debutante. ¿El año? 2017: Sport Rosario, equipo de Huaraz, tras ganar la Copa Perú en el año 2016. A diferencia de los 3 equipos mencionados anteriormente, el equipo ancashino tuvo una buena temporada, logrando quedar en el séptimo puesto y clasificando a la Copa Sudamericana 2018. Lamentablemente, esta buena racha solo le duró ese año, ya que en el 2018 descendió a la Segunda División, también teniendo problemas administrativos y económicos.

Sport Rosario (Fuente: Radio Nacional)

Deportivo Binacional llegó a la Primera División en el 2018, tras ganar la Copa Perú del anterior año. Al igual que Sport Rosario, el primer año fue, hasta cierto punto, exitoso para el conjunto de Juliaca: quedó en el octavo puesto y clasificó a la Copa Sudamericana de este año. Sin embargo, difiere del equipo ancashino en lo que respecta a su constancia: este año ha ganado el Torneo Apertura y, por lo tanto, está clasificado a los Play-Off, donde buscará conseguir el título de la Liga 1.

Deportivo Binacional buscará el título nacional en los Play – Off 2019 (Fuente: Ovación)

Como hemos visto, de los últimos cinco equipos que ascendieron a la Primera División como campeones de la Copa Perú solo uno ha obtenido la regularidad necesaria para mantenerse en Primera División. En mi opinión, esto demuestra la improvisación que caracteriza a este campeonato y cuán mal organizado se encuentra el sistema del torneo. No solo el pobre nivel futbolístico de estos equipos es una consecuencia de ello, sino también la inestabilidad económica y administrativa, ya que los encargados de manejar los clubes se perjudican por los fallos de este campeonato. Considero que la Copa Perú no debe dar un cupo directo a la Primera División, sino que debe clasificar al equipo campeón a la Segunda División. Mantener el sistema que tiene la Copa Perú solo ocasionará que, desde mi perspectiva, el fútbol peruano sea más precario, ocasionando el estancamiento del desarrollo de nuestro balompié. No hace falta mencionar que hay intereses de por medio, intereses que escapan a lo futbolístico, lo que ocasiona –y ocasionará– que la Copa Perú tenga un cupo de ascenso a la Primera División que no merece.