¡Hola, fashionistas!

En el post anterior aprendimos cuáles son los colores que nos van mejor según nuestro tono de piel. Hoy toca hablar de la forma de nuestro cuerpo y las prendas que más nos favorecen para poder alcanzar el match perfecto.

Lo primero que hay que tomar en cuenta es que existen cinco tipos de cuerpos: triángulo, triángulo invertido, reloj de arena, rectángulo y óvalo. Entender cada uno es clave para lograr un equilibrio visual que armonice nuestras curvas naturales.

1. Forma triángulo o pera
Son las personas que tienen los hombros estrechos, cintura definida y caderas anchas.
Te luce: Usar colores sólidos de la cintura para abajo y estampados arriba de la cintura, las rumberas y tops con rayas horizontales.
Tips: Usar estampados, brillos y prendas más llamativas en la parte superior del cuerpo y no abajo.

2. Triángulo invertido
Son las personas que tienen los hombros más anchos que la cadera.
Te luce: Los pantalones acampanados y las faldas o vestidos en corte “A”, los off shoulders y los estampados de la cintura para abajo.
Tip: No uses prendas con hombreras.

3. Reloj de arena
Son las personas que tienen los hombros y las caderas con el mismo ancho pero con cintura definida.
Te luce: Todo, ya que esta forma de cuerpo es el que se considera como “perfecto”. De todas maneras, es recomendable no recargar mucho el look para mantener la armonía de la silueta.
Tip: No usar estampados en todo el outfit, elige una sección.

4. Rectángulo
Son las personas que tienen los hombros, cadera y cintura con el mismo ancho.
Te luce: Jeans de tiro alto, vestidos ceñidos, faldas acampanadas y abrigos a la cadera.
Tip: Usa prendas que enfaticen tu cintura.

5. Manzana u óvalo
Son las personas que no tienen la cintura definida con los hombros y caderas con un mismo volumen.
Te luce: Escote en “V”, colores sólidos, pantalones ligeramente acampanados y blusas drapeadas.
Tip: Evita usar estampados grandes.

Eso es todo por el post de hoy, fashionistas. Reconozcan la forma de su cuerpo para que equilibren o acentúen como más se sientan cómodas. Nos vemos la próxima semana, ¡besos!