El aislamiento social ha generado diversas maneras de pasar el rato. Con tanto tiempo libre, buscamos constantemente cómo distraer nuestra mente de la monotonía.

El Internet se ha visto inundado con la tendencia del quemar a alguien. La cual básicamente consiste en dar a conocer un error de alguna figura pública (influencers en su gran mayoría), para ser un blanco de críticas. Lo cual no se aleja mucho de lo que solemos ver en tiempos de campaña electoral.

Pocos han sido los influencers que se han salvado de ser objeto de burlas por los usuarios. Las redes que más generan este tipo de contenido son Twitter (con sus famosos hilos) e Instagram.

Posiblemente ya conozcas las principales cuentas en las que encuentras los chismes recién salidos. Sin embargo, ¿es realmente necesario lo que se hace o solo se trata de un tipo de ciberbullying/acoso hacia estas figuras públicas?

En este artículo quiero dar mi punto de vista hacia todo esto. Ya que hace unos días, descubrí que son estos mismos personajes los que actúan de forma irresponsable, lo que acaba en una polémica llena de comentarios ofensivos y hasta llenos de odio por parte de sus seguidores y gente que ni siquiera los conocía.

1) Canjes sin razón

Salieron a la luz las quejas de una cantidad innumerable de personas con un negocio en línea, las cuales fueron timadas por influencers que les hablaban para pedirles canje a cambio de publicidad (con la justificación de que gracias a su imagen, ayudarían a que la marca gane audiencia).

Personalmente, y como una persona que también tiene un emprendimiento en online, aquello me pareció indignante. La cuenta de Instagram influencers_out_of_context es la que se encargó de recopilar todas las quejas y exponerlas. La mayoría de personas habían regalado sus productos con la esperanza de que el influencers en cuestión lo recomendara con su público y así genere un alcance orgánico. Sin embargo, en las fotos que se muestran se demuestra que eso nunca ocurrió y el mal rato que los emprendedores pasaron es imperdonable.

2) Plagio

El caso de Ximena Moral sin duda fue uno de los más hablados. La controversia realmente cobró fuerza cuando se dio a conocer que había copiado una dedicatoria de cumpleaños a su hijo, lo cual evidentemente causó revuelo en las redes.

Pero, aquello sirvió para dar a conocer que ella y la gran mayoría de influencers que se etiquetan en la categoría lifestyle plagean fotos de Internet o, lo peor de todo, de influencers de Europa.

La influencer Ximena Moral decidió subir un video donde se disculpa por su actitud; sin embargo, ante la ola de criticas donde se dicen que sus disculpas no fueron honestas, Ximena optó por borrar el video y dejar ahí el tema.

3) Malos tratos

Por si no fuera poco, se suma a la lista los malos tratos que reciben los seguidores por parte de sus influencers favoritos. Esto mediante las marcas de ropa que la mayoría de las influencers de moda deciden sacar.

Una de las más afectadas fue Luana Barrón y su marca betweenus_pe

Las clientes afirman no recibir respuestas una vez que pagan por el producto. Otras mencionan que cuando llega el pedido, no es el que pidieron inicialmente.

Sin embargo, una de las quejas más recientes, fue hacia Isabella Fernández, conocida por el video viral “Limeñita Anthem. Ella tiene una marca llamada Le Batiké y la cliente denunció una pésima atención de su parte.

Adjuntó pruebas en donde Isabella la critacaba por no querer caminar hacia su casa para recoger el polo que había comprado, cuando previamente se demuestra que ambas habían acordado que la entrega sería en UCAL.

A pesar de que nadie es quien para juzgar a los demás, está claro que cuando uno es una figura pública existen comportamiento establecidos implícitamente. No comparto la idea de estafar y/o tratar mal a las personas que te apoyan y te ayudan a crecer.

Sin duda la cuarentena ha logrado que nos fijemos más en lo que hacemos y, sobre todo, a darnos cuenta de que no todo es lo que parece.