Por LiC

Adentrarse en el mercado laboral es una odisea cada vez más difícil de cumplir. Son numerosos los factores que provocan que muchas personas se vean excluidas de él, tales como la edad, la experiencia, la formación o, simplemente, la mala situación económica de una región. En la actualidad ya no se recorren manzanas y manzanas entregando hojas de vida laboral en comercios y oficinas. Esta práctica ha quedado relegada a otro tiempo y hoy es necesario adaptarse a las nuevas tecnologías para aumentar las oportunidades laborales. Hoy en día casi todo se halla online; por ejemplo, en Perú las bolsas de trabajo como http://www.vende.pe/peru/trabajo, que muchas veces son más actuales que las ofertas“offline”, y además la mayoría de las empresas publica sus ofertas de trabajo solo en su red. También es conveniente publicar su curriculum vitae en su perfil online en las grandes plataformas especializadas en conectar los que buscan empleo con los que buscan empleados. Por último, según muchas personas, expertas y emprendedores, ya no basta: hay que hacer “networking” y crearse una red profesional online buscando contactos interesantes.

Las redes sociales y su conectividad

Las conocidas redes sociales, http://elcomercio.pe/tag/43155/redes-sociales,  son la punta del iceberg y una de las formas más convenientes para ampliar el círculo de contactos. Sea cual sea la red social utilizada, todas tienen en común que conectan a sus usuarios con personas muy diversas, creando redes enormes. Pero hay que tener en consideración que no todas funcionan por igual y, por supuesto, no han sido creadas con la misma finalidad. Instagram, por ejemplo, se utiliza para compartir fotografías. Twitter, para emitir mensajes breves y concisos. Facebook, para estar en contacto con amigos y familiares. Entonces… ¿cuál es la mejor opción para encontrar trabajo?

LinkedIn, profesionales a golpe de click

LinkedIn es, quizá, la mayor red social destinada a la creación de contactos profesionales. Actualmente es la web principal que utilizan las corporaciones para reclutar nuevos empleados, por lo que tener presencia en ella abrirá un mundo de oportunidades. Es importante que los usuarios dediquen tiempo a rellenar su perfil y a detallar todos los conocimientos y aptitudes que poseen, así como la experiencia previa, la formación y los proyectos en los que han colaborado. Es el inicio para la creación de su “marca personal” http://www.baquia.com/blogs/social-media/posts/2013-11-29-linkedin-marca-personal-redes-sociales-personal-branding-presencia-huella-digital-trabajo-profesionales-consejos.Una vez hecho esto, hay que comenzar a crear relaciones. En primer lugar, se establecen contactos de primer grado. Estos son aquellas personas que realmente se conocen, bien porque se ha trabajado con ellas o porque han sido compañeros de escuela. A partir de este momento, se crearán una multitud de contactos de segundo grado, es decir, personas con las que se tiene un amigo en común. De esta forma, si se está interesado en contactar con alguien en concreto, es posible solicitar a una presentación oficial y añadirlo a su lista de contactos propios. Son también importantes los grupos de discusión. Para pertenecer a uno de ellos hay que solicitar el ingreso y, una vez concedido, se podrá participar en debates y charlas con profesionales de una determinada rama que en el futuro puedan ser la llave de paso a un puesto de trabajo.

Aumentar la presencia en la red

A pesar de que LinkedIn sea el portal por excelencia para profesionales, es importante no descuidar el resto de redes sociales. Un correcto uso de Twitter, Instagram o Pinterest ayudan a crear un perfil cibernético que será consultado por corporaciones y empleadores. La imagen que se derive de ellos será determinante para poder entrar en el mercado laboral.

Fuente imagen: 3D Social Networking by stockmonkeys.com (CC BY 2.0)