La película dirigida por Claudia Llosa, lejos de repetir el canon del cine clásico y occidentalizado, muestra el drama de una mujer joven e indígena, llamada Madeinusa, quien habita en la sierra peruana. Así, este film muestra una producción indigenista llevada al contexto actual que, de manera intencionada o no, repite muchos imaginarios responsables de perpetuar diferencias y estructuras de poder dentro de una misma nación. Madeinusa es una película que trabaja la imagen de la mujer y el modo de vida en el Ande.

Madeinusa, película ambientada en el Ande peruano, específicamente en el pueblo Manayaycuna, se construye sobre  diversos paradigmas que “atrapan a la sierra en distintas relaciones de poder y que la subalternizan congelándola en una imagen ” (Vich 2010:261). En cuanto a un primer imaginario, Manayaycuna se presenta como un pequeño poblado aislado en medio del paisaje serrano, ajeno al desarrollo y la modernidad que las grandes urbes representan. En esta línea, se concibe a la sierra como “una realidad vacía donde no hay ningún conocimiento relevante” (Vich 2010:256), porque el entender a este espacio como atrapado, detenido en el tiempo, alude a una supuesta falta de reflexión y sensibilidad de sus habitantes.

De esta manera, se muestra un segundo imaginario, que presenta a la sierra como una realidad abyecta, degradada y desprovista de educación. El ejemplo más claro podría ser la práctica del incesto entre el alcalde y la protagonista donde él “busca mantenerla en el espacio conocido de la tradición (…) negando la alteridad del mundo exterior” (Ubilluz 2010:136). Por último, tenemos a la sierra como un lugar violento y conflictivo, en gran medida porque se considera que rechaza el orden occidentalizado, reflejado en el capitalismo. Por tanto, Manayaycuna se convierte en el lugar “colonizado por el peso de su tradición” (Vich 2010: 255). Esta tradición es caracterizada por la agresión y crueldad de los pobladores y del sistema que rige lejos de la capital.

En cuanto a las nociones de indigenismo donde se ubica la película, se puede constatar la innovación de la “cuestión indígena” y el problema que a este refiere. Por un lado, se ha insistido en evitar presentar al indígena desde un ángulo romántico e idealista, pero la película va más allá de ello. Así, se presentan a Madeinusa como “subalterno que es víctima de su propio atraso cultural” (Ubilluz 2010; 138). Sin embargo, luego tiene el atrevimiento de traicionar a Salvador, quien encarna la posibilidad de escapar de su realidad degradada, pero no lo realiza para quedarse, sino para escapar de él, reafirmando su autonomía e integridad.

Por otro lado, es posible aludir a la cuestión indígena, es decir, la relación de este con la tierra y su pasado, pero Madeinusa incorpora también su tiempo presente y sus intereses como persona y no como colectividad. Así, ella representa el “impulso moderno que proviene del mundo andino” (Ubilluz 2010:146) y la intención de desarrollar una modernidad propia. A mi parecer, esto último se puede advertir incluso en su mismo nombre “Made in USA”. Finalmente, la problemática de la prevalencia de la cultura presente en el indigenismo se ve transgredida por la peculiaridad de que Madeinusa es una protagonista joven y mujer, quien, de alguna manera, no se siente aferrada a la identidad que se le ha conferido en Manayaycuna.

Existe también cierto debate para determinar la calidad de esta película, algunos críticos debaten sobre el grado de realidad o ficción que permita determinar la sensibilidad artística de su directora. Sin embargo, esto se presta a múltiples concepciones, contrarias pero válidas. Por un lado, la película es una ficción, como lo señala Llosa, porque no se presenta como un tratado antropológico, sino de una mera creación artística. No obstante, “el arte y el mundo objetivo habitan la misma esfera del lenguaje” (Ubilluz 2010:144). En este sentido,  se cuestiona que, sea verdadero o falso, repite los imaginarios criollos al retratar el Ande como un espacio-tiempo degradado y ajeno.

Por otra parte, de manera precisa se detalla que la película es inherentemente atribuida a una realidad por los espectadores, quienes generalmente basan su juicio en imaginarios. De esta manera, se presenta a Madeinusa como una película que no representa adecuadamente la realidad del mundo andino, desprovista de verdad en el sentido de que está “distorsionando la cosmovisión andina” (Ardito 2006). A pesar de ello, es posible considerar que la película sí cumple con problematizar la condición de la vida en el Ande, o al menos, la de la mujer.

Con respecto al carácter feminista de la película, Claudia Llosa moldea a Madeinusa como una mujer indígena joven y autónoma, pero también resalta la decisión y atrevimiento de su personalidad. De esta manera, se muestra a un prototipo de mujer que “obtiene su libertad con la muerte de las tres figuras masculinas de autoridad: Cristo (la Iglesia), el alcalde (el poder local) y Salvador (el poder hegemónico)” (Ubilluz 2010:137). Además, Madeinusa se rebela como una mujer que no se siente aferrada a la tierra, la tradición o la familia, y se reafirma como “occidentalizada, llena de malicia y lujuria, traicionera” (Laura 2015:85). Por lo tanto, además de romper el orden patriarcal y aferrarse a la imagen de madre, se reafirma como un ser autónomo e independiente, a quien se le atribuye este mérito por sí sola.

En conclusión, Madeinusa es una película polémica por su calidad, alegando que puede reflejarse o no la realidad en este drama. No obstante, es indiscutible que mantiene distintos imaginarios atribuidos al Ande peruano que perpetúan las estructuras de poder y discriminación respaldada por ideales criollos. Asimismo, se debe reconocer que revoluciona el canon indigenista al transgredir sus parámetros o girarlos en otra óptica, como por ejemplo el uso de una protagonista mujer. De la misma manera, lanzando un “guiño al feminismo” modificando la imagen de la mujer del Ande en la actualidad.

UBILLUZ, Juan Carlos

2017       «Ventura García Calderón y el discreto placer de la venganza». En: La venganza del indio. Ensayos de interpretación por lo real en la narrativa indigenista. Lima: Fondo de Cultura Económica.

2010    «¿Nuevos sujetos subalternos? ¡No en la nación cercada! Del Informe sobre Uchuraccay a Madeinusa de Claudia Llosa» Iberoamericana. Vol. X, No. 37 (pp. 135-154). Para revisar el texto citado, clic aquí

VICH, Víctor

2010     «El discurso sobre la sierra del Perú: la fantasía del atraso». En Julio Ortega, ed Nuevos hispanismos interdisciplinarios y transatlánticos. México D. F.: Iberoamericana / Vervuert, pp. 253-265. (pp. 253-265).