¿Se va o no se va? Luis Miguel Castilla, Ministro de Economía y considerado la tercera persona más poderosa del país, según la última encuesta de la revista Semana Económica, ha sido duramente criticado por su desempeño en la cartera de Economía y Finanzas. Considerado como un simple contador por el economista Pedro Francke, Castilla pasa por su hora más difícil. Esto a raíz de la situación que pasa la economía nacional. Salomón Lerner Ghitis, de Ciudadanos por el Cambio y ex premier del actual gobierno, es quien ha exigido su salida.

“Yo no pido la salida del gabinete, no pido crisis. Creo que hay personas en el Perú que cumplen misiones, que hay que saludarlas por lo que han cumplido y que deben dar un paso al costado“, comentó Lerner Ghitis a El  Comercio. Acto seguido, lanzó varias probables candidaturas. Los economistas Kurt Burneo, Óscar Dancourt, Félix Jiménez, entre otros, figuraban en su lista. Los profesionales mencionados, al igual que Lerner Ghitis, colaboraron con el gobierno en su primera etapa. Cabe mencionar, que desde Semana Económica también se barajaron nombres: Juan Ruiz, Luis Oganes y Milton Von Hesse. Los dos primeros tienen experiencia en la banca y el tercero actualmente es Ministro de Agricultura y Riego. Desde la citada revista subrayan el perfil ortodoxo de los nombrados. Algo que tienen en común con el poderoso ministro Castilla.

La remecida de piso, que no pasa de eso, de Castilla se debe a su pobre performance en la cartera de Economía. Las diversas crisis suscitadas (huelgas de médicos, pago a AFP’s de independientes, reducción del canon minero para las regiones, reducción del PBI, etc.) pusieron en la picota a Castilla. Pero el ministro en sus últimas declaraciones ha afirmado sentirse cómodo. Teniendo en cuenta la plena confianza que tiene con Nadine y el don de invisibilidad política de Humala, eso quiere decir que tenemos Castilla para rato.

En tanto, Castilla ha expuesto algunas medidas para enfrentar el cambio de ritmo de la economía. Para el economista Jorge Gonzáles Izquierdo se resumen en tres aspectos: I) gasto público expansivo con énfasis en la inversión; II) política monetaria expansiva vía reducción de encajes medios y marginales; y III) reducción de trabas administrativas y legales para incentivar la inversión privada y público privada.

El economista de la Universidad del Pacífico asegura que la primera medida no hace seguro un incremento de la demanda agregada interna. “No todo aumento del gasto público constituye una política fiscal expansiva”. Recuerda, asimismo, que si de objetivos de corto y largo plazo se trata, las medidas a tomar de Castilla no toman en consideración el capital humano, la investigación científica. La infraestructura, tan solo, no nos llevará al pleno desarrollo de nuestras potencialidades. En cuanto a la reducción de encajes, esto tendrá un efecto inmediato en el aumento del “gasto privado en consumo e inversiones”. El crecimiento del déficit externo y una tendencia alcista son otros valores a considerar, sostiene Izquierdo en su última columna para el diario Gestión. Durante la convención minera del Perumin, celebrada semanas atrás, Miguel Castilla habló de diversificar la economía. Esta es una de las acciones a tomar sobre la economía que justamente ha sido muy empleada ante la coyuntura actual. Uno no sabe si Castilla se está poniendo al corriente o solo quiere timar a la platea y seguir en el famoso “piloto automático”.

24-09-13