Esta es una sección de opinión, el contenido de los artículos es propiedad de los autores individuales. Letras al Mango no se responsabiliza por las opiniones o comentarios expresados aquí.

Mi primera intención al escribir este primer artículo para la nueva sección de Política Universitaria del Portal Web “Letras al Mango” fue darles la bienvenida y explicarles de qué se trataría la sección. Sin embargo, en la semana apareció un artículo que ha generado bastante polémica entre alumnos de la PUCP, me refiero al texto escrito por Katherine Sarmiento sobre la existencia del CAPU en LaMula.pe, al que no puedo dejar de responder. Creo haber encontrado un punto de conexión entre ambos temas.

Hace unas semanas, Letras al Mango se acercó a cuatro movimientos estudiantiles de la PUCP: Cambio Democrático Estudiantil, Coherencia Universitaria, Izquierda Universitaria y Unión Estudiantil. La idea era crear un espacio que permitiera que estas agrupaciones puedan informar a los alumnos de sus proyectos y puedan debatir sobre temas de actualidad (referentes a la PUCP y a los estudiantes). Todos los movimientos concordamos en que era una gran idea puesto que acercaría el debate que se lleva a cabo en las asambleas o en las campañas , a un espacio al que muchos alumnos pudieran acceder. Es así que, en esta sección, encontrarán lo que espero será un debate alturado, con argumentos que se sustenten en la realidad y no sean sólo meras percepciones. Ahora, se estarán preguntando por el artículo que mencioné al comienzo y cómo lo que acabo de decir se va a relacionar con el contenido de éste. Veamos si logro establecer bien esta conexión.

El texto de Katherine Sarmiento comienza hablando de un evento que realizó el CAPU (Centro de Asesoría Pastoral Universitaria) sobre género. Lo calificó de “un espacio de abierta desinformación sobre lo que implica la categoría de género”. Me parece que la respuesta de la escritora fue un tanto fuerte. Cuestionar la existencia del CAPU, como lo hace posteriormente, es desconocer los principios que actualmente rigen a nuestra universidad. Seamos católicos o no, nosotros postulamos a una institución que se denomina y se entiende  a sí misma como católica.

Concuerdo con ella con lo siguiente, cuando comenta sobre la mesa del CAPU que recolectaba firmas anti-aborto. Ella menciona que “las chicas de la Semana Feminista PUCP decidimos poner las cosas claras y pusimos nuestra humilde mesita al lado para recolectar firmas a favor de la despenalización del aborto en casos de violación sexual”. Esa actitud me parece excelente, mucho mejor que pedir que el CAPU deje de existir.

La existencia de dos (o más) grupos con posturas diferentes que estén dispuestos a discutir y tratar de ganarse a los alumnos es, sin duda, lo más saludable. Mientras más información tenga el estudiante, mejores decisiones tomará. Así como, en este caso, el CAPU tiene una postura y otros grupos estudiantiles tienen otra, estos ejemplos se replican en muchas más circunstancias. Eliminar la postura contraria, no es la solución. Discutir y contraponer ideas siempre genera más información y enriquece la formación de los alumnos. Es este debate entre diferentes posturas el que hace a la PUCP, la PUCP.

El espacio que esta columna inaugura es una continuación del espacio de debate, ahora entre agrupaciones políticas, que caracteriza a nuestra universidad. Espero que lo disfruten.

Araceli Pinto

Miembro de Unión Estudiantil (UNES)

  • LaPucpSinPartidos

    “Seamos católicos o no, nosotros postulamos a una institución que se denomina y se entiende a sí misma como católica”

    el mismo argumento de siempre. Yo no postule porque es catolica (o eso dicen) o porque en la entrada dice catolica sino porque dicen que es la mejor.
    Además es una UNIVERSIDAD sobre todas las cosas donde debe existir debates e información de calidad, verificada en estudios no simplemente soltada por un señor con sotana.