Una noche en Pimentel

Parecía ser el fin del mundo cuando me encontraba caminando por el malecón de Pimentel, reconstruido y más hermoso que nunca,  acompañado de mi hermano y un grupo de perfectos desconocidos que habíamos...
Niños que caen

Cuando los niños caen

Solía viajar mucho cuando era niño.  Por aquel entonces vivía tan lejos del colegio, que mis padres tenían que llevarme  todos los días en carro, por 25 minutos, hasta llegar a Magdalena, donde recién...

Acento delator

Luis Fernando iba ya por el sexto cigarrillo del día y aún no lograba apartar de su mente los llantos de ese niño que había golpeado hace unos días; ni siquiera el incesante ruido de  los carros que...