A tan solo un día para dejar atrás el 2018, es importante mentalizarnos de una vez para que este nuevo año se vuelva el mejor.

A pesar de que siempre nos repetimos cada 31 de diciembre lo mismo, es momento de hacer realidad todos nuestros deseos de una buena vez.

¿Cómo? Hoy te ayudaré a enfocarte en lo que todos necesitamos para empezar el 2019 con las mejores vibras.

No olvides que estos consejos no servirán de nada sin tu voluntad y tus ganas de que este año que se viene le demuestres a todos lo maravilloso que eres.

1) Limpia tu espacio.

No empieces el 2019 con tu cuarto, escritorio o lugar favorito desordenado. Créeme, el estado en el que se encuentra el lugar en donde pasamos tiempo de manera constante influye mucho en nuestro carácter. 
Ver tus cosas desordenadas, empolvadas y hasta gastadas puede llegar a causarte un estrés que no notes, ponerte de mal humor y desmotivarte de lograr grandes cosas. 
Es por eso que antes de que sean las 12 del 31, ordena tu cuarto. Bota hojas de la escuela, saca la ropa que ya no utilices, deshazte de lo que ya no sirva y hasta dale un cambio a tu gusto. 
Puedes imprimir frases motivadoras y colgarlas en un cuadro y comprar pequeñas plantas para darle un ambiente natural.

¡Tematiza tu cuarto de acuerdo a tu personalidad!

Verás que te pondrá de muy buen humor ver todo en su lugar, con otro aspecto y puntos extra si prendes una vela aromática o esparces un aromatizante exquisito.

2) Tus metas anuales.

Lo mejor de empezar otro año son las metas. 
¿Quién no las tiene? 
Proponte metas. Sí, metas. No importa qué tan inalcanzables parezcan. 
Tener tus metas escritas es una motivación que te dura todo el año.

Primero escribe tus metas anuales. ¿Qué quisieras realizar este año?

*Viajar 
*Comer sano 
*Hacer ejercicios 
*Cero problemas 
*Aprender un nuevo idioma

¡Y demás!

Luego de ello, trázate metas mensuales. Esas metas que tienes que cumplir en 30 o 31 días sí o sí. Verás lo divertido que es esforzarse por lograrlo. 
Claro que puedes compartirlas, con amigos, con tu pareja, con tus padres o con quien sea. Se vuelve más divertido si compartes objetivos con personas que quieres como:

*Este mes visitaré un restaurante vegetariano. 
*Este mes sacaremos buenas notas. 
*Este año viajaremos.

No te desmotives si a fin de año o mes no lograste una. Siempre hay que tomarse las noticias de la mejor manera. Si un mes no lo lograste, postérgalo o reflexiona y ve qué fue lo que falló o faltó.

¡MIENTRAS MÁS METAS TENGAS, MÁS DIVERTIDO SERÁN TUS DÍAS!

3) Reflexiona.

Es sumamente importante que este 31 te tomes unos minutos contigo mismo para hacer un recap de todo lo que te dio y te quitó este año. 
Bueno o malo, apunta todo lo que recuerdes: experiencias emocionales y físicas.
Tú eres quien decide qué desechar y qué conservar. Una genial forma de dejar ir lo que te atormenta es escribiéndolo todo e ir quemándolo. Aprovecha estos días para reflexionar sobre todo lo que hiciste. 
Si debes pedir perdón, hazlo; si debes perdonarte a ti mismo, hazlo. Si necesitas botar malos recuerdos, hazlo. Si necesitas a alguien en tu vida, búscala y si no, dile adiós de una vez.

No hay nada mejor que empezar este 2019 totalmente limpio y junto con las personas que más te aman.

4) ¿Cambio de look?

Muchos tememos a cambiar nuestra apariencia por miedo al qué dirán. Sin embargo, cuando vemos un corte de cabello o un color nos imaginamos cómo nos quedaría a nosotros mismos.

¡ATRÉVETE!

Nada mejor para empezar el año totalmente renovados. Elige un nuevo estilo, un nuevo hábito o hasta una nueva tradición.

Claro que es importante seguir siendo nosotros mismos por dentro: a lo que voy es que de vez en cuando es importante explorar las opciones que tenemos hoy en día, no importa si es algo sumamente básico como un nuevo peinado, una forma de vestir diferente o algo radical como un tatuaje o un color de cabello azul. Lo importante es sentirnos hermosos y cómodos.

Así que no tengas miedo y atrévete a salir de tu zona de confort. Puedes quedar encantado con el resultado.