Un año se va y otro viene, así también la ropa vieja se va y la nueva viene… aunque para la gente que nos gusta lo vintage esta regla no aplica. De cualquier forma, el año nuevo no es algo que tomemos con ligereza, sea lo que signifique para nosotros, sea fiesta o un pequeño proceso de purificación, es el momento perfecto para lucirnos con nuestros nuevos looks. Este post será un tanto pequeño porque las posibilidades son infinitas, todo depende de algunos factores que ustedes deben tomar en cuenta antes de escoger algo para ponerse. Pregúntense: ¿a dónde estoy yendo?, ¿a una fiesta en la ciudad, a la playa, al campo, etc.?, ¿cuál es mi estilo?, ¿glamoroso, bohemio, deportivo, etc.?, ¿qué deseo proyectar?, ¿quiero vestirme normal, quiero deslumbrar, quiero conquistar (jajajaja puede ser que sí sea así)?

Una vez resueltas todas las preguntas anteriores podemos delimitar el ropero. Recuerden que falta poco tiempo así que lo que deben hacer pronto es probarse todas las opciones, ¡no se queden mirando la ropa, por favor! Una cosa es ver la combinación en tu cuerpo y otra es ver la ropa afuera de él. Este punto clave nos puede salvar de típica frase “no tengo que ponerme” pues las combinaciones crean nuevos outfits. Lo otro que también debemos tener en cuenta es que los accesorios para nuestro look podrán ayudar a dar el clima de fiesta, sean dorados plateados o de colores hay que saber combinarlos y quedarán muy bien.

 

Ahora sí, aquí algunos looks:

Para una fiesta, algo más glamoroso:

Mujeres, un total White con accesorios metálicos.

I1

Hombres: Algo formal pero siempre se puede jugar con el color del saco y  la corbata.

I2

Mujeres: Si eres un poco más bohemia y no quieres tacos puede ser esta opción.

I3

Hombres: Si eres un chico bohemio estas pueden ser tus opciones

I4

Mujeres: si vas a una fiesta en la playa esta puede ser tu opción con unas sandalias chatas.

I5

Y por último si quieres ir a la playa con tu media naranja y quieren causar impacto, esta tal vez sea tu opción.

I6