¡Hola!
Antes de iniciar creo que es importante contarles un poco la historia de cómo comencé a hacer dulces, resulta que siempre me gustó comer dulces, SIEMPRE (hasta ahora); desde pequeña tenía curiosidad, de hecho mi mamá me enseñó algunas cosas básicas como los queques y las galletas, pero siempre tuvimos un gran problema: A mi Papá no le gustaba que hagamos dulces, siempre decía que no debía hacerlos porque eso me engordaba (lo cual puede ser cierto) y por ende yo evitaba hacerlos o intentaba que no se diera cuenta. Pasaron algunos años, mis padres terminaron por separarse y yo empecé a incursionar cada vez más en la repostería. Al principio los preparaba y regalaba a mis amigos, hasta que algunos empezaron a decir que debía venderlos. ¡Así comencé con mi página en Facebook! (SUGARPEACE).
Ahora voy a escribir un poco sobre cómo es mi mundo de los dulces, daré consejos, compartiré recetas y sobretodo romperé con el mito de que la repostería es “exacta” y “muy difícil.”

Hoy: Alfajores de Maicena para San Valentín

Bueno, ya es viernes, mañana es San Valentín y quiero regalar o hacer algo yo misma, porque siendo realistas todas las tiendas se malean con sus precios en esta fecha. Esta es un receta rápida y sobretodo la mayoría de ingredientes son muy fáciles de conseguir, e incluso es probable que los tengas en casa…

Entonces necesitamos:
 
1 taza de Maicena
1 taza de Harina preparada
1 mantequilla en barra (cualquier marca)
1 huevo
½ taza de azúcar rubia
Manjar blanco al gusto
Papel manteca

En un bol colocamos la mantequilla (debe estar a temperatura ambiente) y la aplastamos con un tenedor. Cuando esté totalmente blanda le añadimos el azúcar y mezclamos con una cuchara de palo o utensilio parecido (hay unas espátulas geniales de repostería, si no con lo que tengas a la mano). Luego incorporamos la maicena, una vez que se haga una masa uniforme incorporamos el huevo, ojo, la masa se pondrá un poco aguada, es entonces cuando debes incorporar la harina y juntar hasta que se vuelva una masa uniforme. Una vez que veas que ya puedes formar una bola/pelota/esfera con la masa, es momento de retirarla, con las manos, del bol y envolverla en papel film (si no tienes puede ser con una bolsa cualquiera limpia) y llevarla a la refri por media hora.

Una vez que la masa haya pasado media hora en la refri ya puedes estirarla para cortar los alfajores, aquí debes tener varias cosas en cuenta: utiliza harina para estirar la masa, estírala con un rodillo, no la estires mucho (máximo medio centímetro de grosor). Para cortar los alfajores, utiliza un cortador en forma de corazón, si no tienes uno y prefieres no poner corazones puedes usar un vaso limpio, le pasas un poco de harina antes de empezar a cortar.

Llegó el momento de hornear, precalienta tu horno a 150°C, en una base plana para horno (si no tienes una, puedes usar el molde de un queque), coloca el papel manteca sin que sobresalga y luego encima coloca los alfajores cortados, ojo, no puedes ponerlos tan cerca unos de los otros porque si no se pegarán todos; luego los llevas al horno por 10 minutos, los sacas y dejas enfriar.

 

dos

 

Cuando ya hayan enfriado será el momento de colocar el manjar blanco y empezar a decorar, puedes decorarlos con un poco de chocolate encima, azúcar impalpable o puedes dejarlos así. En mi caso pinté una parte de la masa de rosado para darle un toque romanticón, pero no es algo que tengas que hacer.

 

DSC02090

 

Espero que lo intenten, me sigan leyendo y les vaya súper bien. Casi siempre estaré aquí los viernes.

Nos leemos.

  • Daniela

    Muy buena receta!!