La oficina de profesores de deportes se ubica justo en frente del campo de grass natural de fútbol, lugar donde un muchacho práctica sus tiros libres. El cuarto de 15 m2 es el espacio donde encuentro al profesor Toyama concentrado frente a un ordenador, mientras disputa una partida de ajedrez, raras veces se le encuentra fuera de esta habitación. Desde que empezó en la sección de guardarropía, esta ha sido su hábitat por los últimos 33 años. Los entrenamientos empiezan a las 11 de la mañana, aunque él muestra disponibilidad en cualquier horario.

El profesor aún guarda la esperanza de descubrir un jugador que cambie el rostro de su equipo, un delantero como Pedro Pablo León o Perico León para los amigos. Las prácticas culminan con bromas, saludos de mano y mentadas de madre; “el fútbol es fácil”, comenta mientras carajea al muchacho del inicio del relato, quien estrelló un balón contra el travesaño superior. Saca una moneda del bolsillo, dice que es de 1783, la pasa entre sus dedos y me consulta ¿Tú también odias el fútbol?

-¿Cuál es su relación inicial con la PUCP? Usted nació acá.

Yo nací acá en el fundo Pando hace 54 años. Mi abuelo era dueño de lo que estaba más o menos de Riva Agüero para el lado izquierdo, donde más antes se daba la Feria del Pacífico. Todo eso le pertenecía a mi abuelo, él era yanacón, se hacía cargo de las tierras de cultivo y debido a la cantidad de años se hace propietario, tenía buena cantidad de terrenos, pero vino Don Juan Velasco Alvarado y dio paso a la expropiación. Mi familia vivía donde está la Huaca Tres Palos, lo que después vino a ser el Parque de Las Leyendas en 1964 o 1966. Nuevamente nos tuvimos que retirar un poco más cerca a la actual Católica, a vivir al costado de donde es Caminos del Inca, justo ahora donde es el cruce de la Avenida Riva Agüero con Caminos del Inca, ahí vivía hace 54 años. A los 6 o 7 años mi padre consiguió un terreno en el Callao, pero constantemente volvía al fundo. Mis abuelos vivían acá adentro y no me acostumbraba a la ciudad, estaba más en la chacra. Estuve acá en la chacra hasta los 18 0 20 años, y después decidí irme a vivir al Callao.

-Entonces, fue aquí donde empezó a jugar fútbol

Yo empecé jugando en la liga de Pueblo Libre para un equipo que tenía acá el físico Francisco de Zela por los años setenta y tantos, yo tendría 13 o 14 años. El equipo se llamaba Montepando.

– Me comentaron que le ofrecieron jugar para una universidad determinada

Eso fue cuando estaba en la liga de San Isidro, por los años 80. La Garcilaso de la Vega, la Inca Garcilaso de la Vega, me ofreció entrar solamente con tal de presentar mis papeles y ellos me colocaban en cualquier carrera. Pero decidí irme a jugar Copa Perú a provincia, no acepté. Preferí irme por lo más grandecito que era jugar Copa Perú para futbolistas, pero si me hubieran dado para estudiar lo que yo quisiera hubiera aceptado para estudiar con becas, cosas que hacen las Alas Peruanas, Cesar Vallejo, UPC, todas otorgan becas. En ese tiempo uno tenía que ingresar, pero con mucho sacrificio; habían como 5 o 6 universidades acá en Lima: San Marcos, Villareal, Garcilaso, pocas universidades, las más difíciles. Ahora creo que hay ochenta y tantas universidades.

-Y si en caso hubiera tomado una carrera universitaria a la par del fútbol, ¿qué carrera habría escogido?

Yo hubiera decidido Derecho; si hubiera sido Derecho, yo habría dejado todo. Ellos me decían: “tú ingresas, pero no te podemos asegurar en tal carrera”. En ese tiempo era una de las carreras más grandes que tenía la Garcilaso, nunca me han gustado los números para entrar a Contabilidad, las carreras más comunes que uno estudia Medicina, Derecho o Contabilidad, en ese entonces eran esas tres.

-¿Y cómo nació la vocación por dirigir?

Como nací acá, mi familia tenía los cultivos de rosales, una plantilla de rosales, nosotros hemos vivido acá, hemos tenido ese conocimiento. Yo les ayudaba a mis primos en el cultivo de los rosales, venta de flores, plantas; después yo llego a trabajar a la universidad como empleado encargado de guardarropía, cargo que ahora ocupa el señor Cotrina. Y de ahí, como me daba tiempo en las noches, me puse a estudiar para entrenador en ESEFUL.

-¿Por qué entrenador ha desarrollado afición?

Marcos Calderón, él era un entrenador que nunca estudio, pero que tenía carácter. El fútbol solamente es ver fútbol, no es tanto el estudiar, hoy día creo que Calderón nos ha demostrado eso. El señor nunca piso una escuela ni de preparación física ni de entrenamiento ni de entrenador ni de director técnico. Pero equipo que tenía, sin estrellas, lo sacaba campeón. Es uno de los mejores entrenadores que surgió acá, en Perú.

-¿Y con cuál discrepa?

Es un poco difícil, nosotros no podemos discrepar, hay muchos entrenadores. No solamente es el entrenador, es la calidad de jugadores o la suerte que uno tenga de tener un buen jugador. Yo quisiera en estos momentos, en la selección de Católica, tener un solo delantero; creo que me va a resolver un montón de problemas ofensivos. Basta que haya un delantero como lo tiene Chile, goleadores, basta un solo jugador que haga la diferencia. No creo que haya entrenadores tan malos como lo pintan, no discrepo, soy poco de discrepar con los entrenadores.

-En la actualidad, Marcelo Bielsa se ha consagrado como D.T. ¿qué opina de él?

Ese es un fulano que todo lo ve estudio, estudio, estudio. Lo tiene todo, ese entrenador es el que creo que cualquier equipo, cualquier entrenador, quisiera aprender bastante o tenerlo en el club. Es un entrenador sumamente táctico, igual que Sampaoli, tienen esa enfermedad o ese vicio por la táctica. Estudian tanto al rival, hacen tanto su estrategia que demoran semanas para planificar hacer un solo juego, para un solo día. Maravilloso.

-Mirando el plano local, un entrenador muy criticado ha sido Chale

Chale es otro conocedor, él no ha estudiado para entrenador; sin embargo, cuántas veces los ha sacado, los ha aliviado o los ha salvado a la U; sino que en la U están acostumbrados, como es equipo grande, a tener dinero, a estar siempre en los mejores puestos. Chale cuántas veces los ha sacado campeón, cuántas veces los ha salvado de situaciones y ha obtenido buenos resultados. Ese es Roberto Chale.

-¿Qué opina de la selección peruana de fútbol?

Un poco difícil, se ve hasta incluso acá en la católica, se ve que en líneas generales carecemos de jugadores de categoría; de repente, ahí pueden pintarlo a Pizarro, que es estrella, que es récord, pero acá en Perú es nada o Paolo que es goleador querido y acá en Perú nada. Varios jugadores, mismo Cueva, que tanto hacen por el Perú, si lo demuestran o no. También debe ser calidad de compañeros, nadie ve la calidad de compañeros que tienen nuestros jugadores por eso es que ellos brillan o se les hace fácil jugar afuera porque tienen buenos compañeros. Nosotros en líneas generales no tenemos buenos jugadores, tenemos unos 2 o 3, pero una selección se compone de 11 buenos, no de solamente 2 o 3.

-¿Qué le falta al futbolista peruano?

Ser aguerrido, tenemos todavía el concepto de fútbol cortito, del buen manejo. Nosotros debemos apostar por el buen manejo que es algo innato y, aparte de eso, darle el toque de velocidad, se le ve a Messi, el agarra el balón y al momento aplica la velocidad, igual que Cristiano Ronaldo. Nosotros somos los jugadores casi estáticos, en un metro cuadrado hacemos maravillas. El fútbol es de improvisación, es de agarrar al otro equipo distraído, nosotros le advertimos en cada ataque, y llegamos en 20 toques. No tenemos la costumbre de llegar al arco en 3, 4 o 5 toques, para llegar al arco tenemos que dar casi 30 toques.

-¿A qué se debe este juego corto?

Los escucho a veces a los comentaristas deportivos, el porqué de que haya bajado el nivel de fútbol en el Perú y muchos de estos le echan la culpa a uno u otro. Pero la realidad viene de que ya no tenemos campos deportivos. No hay campos como teníamos antes, en cada hacienda había un campo de fútbol, los campos de fútbol más antes se hacían campeonatos, los famosos campeonatos tipo relámpago “Festivalazos”, ahí uno desde pequeño desarrollaba su juego, se juagaba desde las 7 de la mañana hasta las 7 de la noche. Son limitados los campos de fútbol.

-¿Cuál es el jugador peruano que ve mejor posicionado internacionalmente?

No veo un líder o un jugador mejor posicionado en cuanto a juego como antes lo hubiésemos tenido con Uribe, Cubillas o César Cueto. Sin embargo, uno de los mejores jugadores profesionales para mí es Carlos Zambrano, no está convocado por indisciplina, pero creo que es el jugador peruano que marca el momento en su club.

-¿De qué equipo es hincha declarado?

Yo soy hincha del Boys como buen chalaco, es por eso que no veo fútbol profesional desde que bajó el Boys, para mí fue una decepción muy grande que haya bajado el Boys. Hace como 5 años que no veo fútbol profesional ni voy a los estadios a ver a la U o Alianza porque ni me va ni me viene. Soy hincha del Boys y es lo único que me importa, aunque de vez en cuando voy a verlo.

-Como entrenador de la selección de la universidad, ¿cuál es el problema con los jugadores de la PUCP?

El alumno de Católica viene a estudiar y muy poco al deporte. Eso es comprensible, por eso es que nos dan la misión de darle físico recreativo, no competitivo ni exigencia para que el alumno no se desvíe de su función principal que es ser un verdadero profesional. Es por eso que la universidad está donde está a nivel de estudios y deportes. Nosotros, en lo deportivo, no podemos tener un buen equipo porque no tenemos un entrenamiento en sí con toda la gente, no tenemos un horario fijo, y los que vienen, son dos o tres muchachitos. Yo quisiera tener a todo el equipo por eso es que estamos pidiendo que se dé una oportunidad a los que están en selección, matrícula 0. Esto para que tengan un tiempo u horario fijo para los entrenamientos, mientras no tengamos entrenamiento constante con los 24 jugadores no vamos a poder desarrollar un buen juego, simplemente estamos a la práctica, a esto se le llama cuando uno no tiene a los muchachos completos se le llama táctica improvisada.

-¿Qué es lo que usted solicita a las autoridades de la PUCP?

Es un poco difícil agarrar con las autoridades. Solo pido que nos den esa facilidad y vamos a hacer grandes cosas acá con los alumnos, siempre y cuando se les brinde a los muchachos las facilidades, tipo becas en cuanto a sus créditos y lo que siempre hemos estado pidiendo es la matrícula 0.