Es probable que el hecho de ya no ir a clases, estar en casa todo el día, mirar vídeo tras vídeo te haga decir: ¡Qué aburrido estoy!

Descuida, es normal que el hecho de que ya no sepas qué hacer estos días, que ya no veas a tus amigos tan seguido, ni tengas responsabilidades, haga que tu mente se aburra.

Por ello, he decidido subir dos artículos con ideas fáciles, que no requieren dinero y que nos pueden ayudar a combatir este aburrimiento y llegar a la Navidad, y sobre todo también al nuevo año, con una mejor motivación.

Esta primera parte no está clasificada en una temática en especial, sino solo es un orden que decidí escribir.
Espero que lo disfruten e intenten realizar alguno de estos consejos en estos pocos días de víspera que quedan.

1) Busca una receta que nunca hayas probado.

Si nunca has cocinado en Navidad ni días antes, esta es la oportunidad para descubrir un nuevo platillo o postre.
Siempre hay recetas que se adecúan a nuestro estilo de vida y nos ofrecen lo que preferimos. No importa si eres vegetariano, vegano o si te encanta la carne, si decides buscar, estoy segura de que hallarás la receta ideal.
En Facebook, te recomiendo que sigas a Tasty, sus recetas siempre están bien explicadas y el resultado es sin duda exquisito.
En YouTube, puedes divertirte viendo las recetas del canal La Coquette, no hay forma de que no te saque una sonrisa cuando te enseñe sus delicias.

¡No hay excusa! Busca una receta que te llame la atención e intenta recrearla.

2) Tiempo con tu mascota.

Para los que tienen mascota, estos días de tiempo libre son ideales para enseñarle a tu mascota unos cuantos trucos, para que salgan a hacer ejercicios, se relajen con un baño y demás.
Estar al lado de tu mascota no solo te quitará el aburrimiento, sino que te pondrá de muy buen humor con todas sus ocurrencias.

Si tu engreído no sabe hacer un truco, puedes buscar en Internet tips para entrenar de manera eficaz, o si eres más optimista, enséñale tú mismo y desde tu perspectiva paso a paso a dar la pata, dar vuelta, echarse, sentarse, etc.
Si eres realista y sabes que tu mascota es todo un rebelde, simplemente puedes sacarlo a pasear, jugar en el parque, descubrir nuevos lugares y hasta incluso comer un helado para hacerlo feliz.
Pasar tiempo con tu mascota es la manera más divertida de matar al aburrimiento y créeme, ellos te lo agradecerán.

3) Busca un libro de historias cortas.

Si eres de las personas que no le agrada leer pero quisiera hacerlo, busca un libro pequeño. Ve a la librería más cercana y distráete leyendo los títulos y sinopsis de cada libro hasta que encuentres uno que llame tu atención y que tenga pocas hojas.
Con este truco, no sentirás aburrimiento al ver un libro tan grueso y pesado. Además, si la historia logra engancharte, lo acabarás tan rápido que quedarás con ganas de más y así, poco a poco, el hecho de que un libro contenga tantas páginas ya no será un problema para ti.

En conclusión, este tip no solo te quitará el aburrimiento sino que podría ser la puerta que te adentre al mundo de la lectura.

4) Atrévete a practicar un hobby nuevo.

El 2018 ya está por acabar, y probablemente hayan aún muchas cosas que te falten realizar. Estos días pueden ser esenciales para empezar a practicar algo que jamás imaginaste y empezar el 2019 con nuevas aspiraciones.

Ya sea tocar la guitarra, cantar, aprender a patinar, etc… Aventurarse a tener un hobby nunca está demás y más aún cuando te aporta vibras positivas.
Piensa en algo que te gustaría hacer pero que no sabes si eres bueno en ello. Uno nunca sabrá su límite si no lo intenta, así que busca un hobby que te mantenga ocupado estos días y sé ambicioso para que así puedas llegar a ser muy bueno y se convierte en incluso parte de tu vida.

Un ejemplo muy divertido y que puede incluso relajarte o hacer que vivas aventuras es la fotografía. No necesitas una cámara profesional ni luces, basta una cámara simple o la del celular e ir a lugares con paisajes hermosos. Aparte de las buenas fotos que podrás tomar, te llevarás recuerdos bellísimos si vas con amigos.