Las mujeres dejamos de otorgarle la legitimidad a las plataformas que nos hacían “más femeninas” para darle paso a la moda de vestidos con zapatillas, que más de una amará. ¿Ya no solo utilizaremos zapatillas con la ropa deportiva?  Pues no. Y ¿los vestidos dejarán de ser el complemento principal de los tacones? Pues sí. 

En 1973, la autora Rosario Castellanos escribió en Mujer que sabe latín: [Los pies de una mujer] “están calzados por un zapato que algún fulminante dictador de la moda ha decretado como expresión de la elegancia y posee todas las características con las que se define a un instrumento de tortura. En su parte más ancha aprieta hasta la estrangulación; en su extremo delantero termina en una punta inverosímil a la que los dedos tienen que someterse; el talón se prolonga merced a un agudo estilete que no proporciona la base de sustentación suficiente para el cuerpo, que hace precario el equilibrio, fácil la caída, imposible la caminata”

Las mujeres no estamos a disposición de ningún lineamiento que nos exhorte a utilizar una prenda o accesorio que nos hará más femeninas y, al mismo tiempo, nos hará sentirnos incomodas. Cada mujer tiene la libertad de elegir lo que mejor se le acomode y no sentirse menos femenina por tal decisión. Nuestra personalidad es mucho más importante que la idea de llevar algo “impropio”. Es por todo ello, que llegará la tendencia “Dresses with sneakers”. ¿Te atreves?

Aquí te dejo algunas ideas:

Vestidos largos

Vestidos cortos

Vestidos con falda tubo

Vestidos floreados

Vestidos denim

Estos son solo algunos ejemplos de cómo se pueden combinar estas prendas. Solemos ver la moda como algo que debemos obedecer, algo a lo que someternos y tenemos miedo de romper con tradiciones como el uso de tacones. Deberíamos quizás empezar a ver la moda como algo que se acomoda a nosotras y disfrutarla a nuestro favor. Esta nueva tendencia es un ejemplo excelente de esto.