RECTIFICANDO ERRORES

A inicios de la semana se reportó que la Academia había decidido que durante la trasmisión de los próximos Oscar, ciertas categorías serían entregadas durante las pausas comerciales. Esta propuesta ya había sido mencionada anteriormente. Nos anunciaron además que las categorías relegadas serían fotografía, montaje, cortometraje ficción y maquillaje. En respuesta, muchos miembros de la industria salieron a  reclamar y finalmente, la Academia decidió dar su brazo a torcer, anunciando que la propuesta sería revocada.

Para entender el fastidio de este gran grupo, debemos entender la importancia de estas categorías para la industria y para la realización de una cinta. Así que trataremos de hacer una breve descripción de estas 4 ramas.

Fotografía

Quizás una de las más esenciales en los inicios del cine, la cinematografía es la rama que se encarga de que las escenas salgan lo mejor posible, puliendo el trabajo al mismo momento de tomar las imágenes. La tarea del director de fotografía consiste en conocer bien las cámaras con las cuales trabajan, saber que luces se necesitan para las escenas planeadas y así mismo jugar con la iluminación y con los lentes para darle mayor realismo y belleza a las imágenes. Encargados de plasmar las ideas del director, las cinematógrafos trabajan codo a codo con él, teniendo discusiones acerca del uso de las cámaras con el fin de sacar el mayor provecho posible a los encuadres que se van a filmar.

Montaje

El cine no tendría sentido sin el montaje. Desde sus inicios el cine ha necesitado del montaje para tener forma. La selección de imágenes y el orden en que se ponen es lo que provoca una linealidad y orden a la cinta. El editor tiene que revisar todas las tomas grabadas y decidir cuáles son las indicadas para el producto final. De esta manera también es el responsable de que cada secuencia tenga una congruencia entre tomas. Cintas como las bélicas o las de acción se nutren bastante de esta rama, dado que es el editor el encargado de darle una armonía a la cinta y el encargado de que una escena no contradiga a la otra es decir: si un personaje voltea hacia su espalda, en la siguiente toma debe lucir este cambio y no aparecer como estaba antes de voltear.

Cortometraje

El cortometraje también es cine, no solo es el medio por el cual nuevos cineastas exploran el mundo fílmico, sino también es una expresión de arte con tanto valor como el largometraje. Si en un largometraje tienes hasta 3 horas para contar una historia, en los cortometrajes este tiempo se reduce a 20 min como máximo.  De esta forma una narrativa especial se procede y se maneja para este formato. La importancia de los cortometrajes a nivel artístico es tan valiosa como la de los largometrajes además que suele a acomodarse mejor a distintos tipos de presupuestos que se puede tener al momento de la producción.

Maquillaje

La segunda categoría más joven (después de animación) tendría un origen cercano al cine. Y es que muchas veces se han necesitado prostéticos para tanto la creación de personajes imaginarios como también para la recreación de personajes reales o al menos para conseguir ambientar a una persona con una época ya sea pasado como futura. Quizás uno de las ramas menos valoradas de la industria fílmica, un mal trabajo de esta puede terminar en una burla por parte de los espectadores y seguidores del cine así que es una de las tareas en las que no pueden escapar errores.

Por lo expuesto podemos entender la importancia de estas ramas de la producción cinematografía. Es una clara falta de respeto hacia sus integrantes ya que la Academia intentó desmerecer el labor de estos artistas debido a su poco popularidad. Sin embargo, recordemos que es justamente en esta clase de premiaciones que permiten rendir tributo a cada una de las ramas de la labor cinematográfica y dar a conocer el importante peso que estas tienen. Esperemos que un hecho como este no vuelva a ocurrir y que la valoración de estos grupos se realice efectivamente.