Un día como hoy, durante un concurso, una pareja tailandesa realizó el beso más largo de la historia con una duración de 58 horas, 35 minutos y 58 segundos; por lo que, a modo de memoria, se nombró la fecha como El Día Internacional del Beso. A pesar de no ser reconocida como una festividad en el calendario, muchas parejas lo nombran como un segundo San Valentín, de manera que esta temporada, para las parejas cinefilias y para aquellas almas amantes del romance, recomendamos 13 películas en donde se muestran los besos más inolvidables en el cine: una perfecta forma de disfrutar el día:

CINE B&W


You’re in the Army Now (1941)

Esta comedia, dirigida por Lewis Seiler, narra la historia de dos vendedores de aspiradoras listos para alistarse en el ejército. Aquí, se protagonizó el beso más largo en toda la historia del cine por Regis Toomey y Jane Wyman con una duración de tres minutos y cinco segundos

Casablanca (1942)  

Es una película estadounidense dirigida por Michael Curtis que fue acreedora de muchos premios Oscars; entre ellos, a mejor película. Esta cinta, con una combinación de drama y romance, narra el enfrentamiento moral que tiene Rick en ayudar o no a Ilsa: una lucha entre lo que el corazón manda o el mismo contexto. Ambientado en la Segunda Guerra Mundial. Asimismo, se da lugar uno de los besos más famosos del cine entre Ingrid Bergman (Ilsa) y Humphrey Bogart (Rick):

DE VUELTA A LA INFANCIA

My girl (1991)

Si eres amante de las películas que permitan regresar a los 11 años y pensar en tus primer beso, pues, My girl (Mi primer beso) es para ti. Dirigida por Howard Zieff, narra la historia de los cambios que tiene Vada, una niña hipocondríaca de 11 años, durante su pubertad ese verano del 1972. Vada es acompañada por su amigo Thomas con quien protagonizó uno de los besos más tiernos en el cine:

FICCIÓN

Spider Man (2002)

La versión producida por Sam Raimi no se podía ignorar ante la escena notable entre Spider-Man y Mary Jane en el callejón bajo la lluvia posterior a una pelea. Es claro que muchos desearon ser este gran superhéroe o ser la misma Mary Jane sin importar todo lo que vendría después:

Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 2 (2011)

Han pasado 8 años desde ese momento en que Ron y Hermione destruyeron el Horrocrux. Donde no quedaba duda que aún continuaban en medio de una guerra, tampoco se podìa negar que era el perfecto momento para demostrar ese amor que a lo largo de las películas no se plasmó por completo. Claramente, es una escena que ha muchos encanto a pesar de que no haya sido presentado de esa forma en el libro:

Star Wars: Episode V – The Empire Strikes Back (1980)

Otra de las grandes sagas de ficción en el cine ha sido Star Wars. Reconocida no solo por su trama, exclusiva de George Lucas, que ha sido del mismo agrado a lo largo de tantos años, sino también por momentos románticos que ha marcado la cinta. Un claro de ellos es el beso entre Han Solo y la Princesa Leia, la clase de  beso con significados más fuertes que las propias palabras de aprecio que uno puede dar:

CLÁSICOS ROMÁNTICOS

Desayuno con diamantes (1961)

Catalogada como uno de los clásicos más vistos, este film trae la historia de comica y romántica de una mujer (Audrey Hepburn) con su nuevo vecino (George Peppard), quien muestra admiración en su forma de vida. Poco a poco, se va conociendo la verdad de esta supuesta mujer extravagante y sus razones para correr, aunque una de ellas sea el amor hacia este hombre, el cual fue reflejado en este emblemático beso.

Titanic (1997)

La catastrófica historia del Titanic queda a espaldas de la historia romántica, que termina siendo más que una tragedia, entre Rose DeWitt Bukater(Kate Winslet) y Jack Dawson(Leonardo DiCaprio) que se dió durante el evento. El cine nos permite revivir este hecho histórico en base de la vida de dos personas socialmente distintas, pero con solo amor:

AMÉLIE (2001)

Para aquellos amantes del cine europeo, esta película brinda, desde la trama romántica hasta su soundtrack, un ambiente más placentero que solo el cine francés puede otorgar. Amélie, obtuvo 5 nominaciones a los Premios Oscar, premios a “mejor película”  y “mejor director” ( Jean-Pierre Jeunet) en los Premios Europeos y Premios César. Asimismo, muestra una de los besos más románticos en el cine moderno:

The Notebook (2004)

Si hablamos de romance y lágrimas no podríamos quitar en el margen a esta adaptación de una de las obras de Nicholas Sparks. Uno de los escritores de literatura romántica más conocido por su forma de llegar a los corazones de sus lectores con sus historias. Este film comparte la vida de dos amantes que van encontra del límite de la memoria que tiene uno de ellos; por lo que toda la película son recuerdos de esta historia llena de risas y lágrimas. Además, es autor de uno de los besos bajo la lluvia que levanta deseo a cualquiera:

Pride & Prejudice (Orgullo y prejuicio) (2005)

Además de ser una adaptación al libro de Jane Austen, claramente otra profesional en las letras románticas, esta producción muestra un anhelo hacia un propio “Mr. Darcy” en nuestras vidas. Con un soundtrack y vestuarios vinculados al contexto en que se ambienta la historia, reciben nominaciones en los Premios Oscar, Globos de Oro y un BAFTA a mejor director (Joe Wright). A pesar de que el film tenga una duración de casi tres horas, no se muestra la escena del beso entre Mr. Darcy y Elizabeth; es sino en un final extendido que solo fue compartido en la versión de Blu-Ray/Dvd :

(500) Days of Summer (2009)

De las pocas películas de romance narradas por un hombre (Finn), esta historia no podríamos considerarla por completo un amor completo; pues no es completamente correspondido. La visión realista de un romance fallido a travès de la cinta llega a ser un lugar de descanso para aquellas personas que gozan de esta narración anti lineal. Aún así, el beso entre los protagonistas (Summer y Finn) es aquella pastilla que momentáneamente te quita el dolor:

La La Land. (2016)

En la escena de este beso, no se puede hallar imperfección. Desde un inicio musical y juego de miradas de las que todo espectador queda como testigo, esta conexión entre estos personajes demuestra, hasta el final, la determinante distancia entre ambos. Finalmente, como cierre perfecto, el beso: